ir a la portada de ELPajarito.es

El Ministerio culpa a la agricultura intensiva de la grave degradación del Mar Menor

Medio Ambiente publica en el BOE el informe ambiental de 'vertido cero', y sitúa la inversión para recuperar la laguna entre 430 y 615 millones durante diez años
Imagen del Mar Menor (Foto: Lola García)

El ministerio de Medio Ambiente reconoce que el Mar Menor vive un estado de crisis eutrófica grave y es muy vulnerable, y sitúa como principales causas la intensificación de los cultivos regadío y la gestión del agua. Ahora, con las 21 actuaciones que propone supondrá una inversión de entre 430 y 615 millones de euros durante los próximos diez años. Así figura en el estudio de 'vertido cero' que ha realizado el Ministerio de Medio Ambiente, y cuyo informe ambiental publicaba ayer el BOE, que durante mes y medio recogerá alegaciones, según informa la cadena Ser.

El informe advierte de que el mantenimiento del modelo actual, con medidas basadas en la normativa vigente, no es suficiente para invertir la tendencia de degradación, por lo que, si se aplican, causarían “un empeoramiento drástico hacia el futuro”.

Se proponen cuatro soluciones para salvar el Mar Menor, con 21 actuaciones concretas. Para el Ministerio, la prioridad es salvar el Mar Menor, con lo que la actividad agrícola que se desarrolla en el entorno dependerá del modelo que se acuerde finalmente. Se podrían plantear criterios más restrictivos, entre los que se encuentran un cambio del modelo productivo que afectaría hasta el 35% de la superficie de cultivo.

El Ministerio sitúa el comienzo de la degradación de la laguna en 2015, y señala que entre los años 2014 y 2016 se perdió un 85% de la extensión de praderas marinas, según informa la Ser.

Entre las causas que han contribuido al proceso de eutrofización de la laguna se menciona, sobre todo, la actividad agrícola, cuyo porcentaje de regadíos ha crecido del 12% al 63% en el Campo de Cartagena. Y todo se ha hecho -dice el informe- sin ajustar la demanda a la disponibilidad de recursos hídricos.

Añade que se ha producido sin ajuste de la demanda (231 hectómetros cúbicos para 43.071 hectáreas en regadío) a la disponibilidad de recursos hídricos (con una concesión máxima de 153 hectómetros). Explica el informe que pese al alto nivel de tecnificación se siguen precisando grandes aportes agroquímicos (nitratos, fosfatos, potasio y pesticidas). Aprecia que existen hasta tres cosechas en 8.820 hectáreas de “cultivos forzados”.

Una solución ambiental para el Mar Menor

«El estudio relativo al Mar Menor que salió ayer a información pública busca precisamente dar una solución ambiental integral sostenible en el tiempo de esta laguna», explicaron a La Verdad fuentes del Ministerio de Medio Ambiente. «Su objeto no es buscar cómo sacar agua para los regadíos, por lo que no contempla una solución a ese problema. En todo caso, dentro de los diferentes escenarios propuestos en el estudio sí que se plantea evitar la llegada de agua cargada de nutrientes y de sal al Mar Menor, un caudal que posteriormente, y una vez tratado, sería susceptible de ser utilizada para regadío o cualquier otro uso siempre dentro de las condiciones que marque el plan hidrológico de cuenca vigente».

Las mismas fuentes recalcaron a dicho diario que este estudio «no pretende buscar una solución para el regadío, sino una solución ambiental para el Mar Menor. En todo caso, se trata de un estudio que precisamente se somete al procedimiento de información pública para todos opinen y aporten lo que consideren más oportuno».

Añadir nuevo comentario