ir a la portada de ELPajarito.es

Miles de personas marchan contra una granja de cerdos en el Monte Arabí, Patrimonio de la Humanidad

Los convocantes leyeron un manifiesto resaltando que “consideramos que bajo ningún concepto se deben permitir explotaciones de cerdos junto a este espléndido y protegido espacio natural”
Un momento de la protesta en el Monte Arabí

Unas 2.000 personas, la mayoría de Yecla,se acercaron ayer sábadoal Monte Arabí para manifestarse contra la explotación porcina que el Grupo Fuertes (El Pozo) está montando en las faldas de este lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Desde las 10.00 horas de la mañana, cientos de personas salieron desde la Plaza de Toros de Yecla en dirección al Pozo Buitrera, en el término municipal de Montealegre del Castillo (Albacete). Otro nutrido grupo de personas subió en bici. 

En la manifestación se portaron pancartas con el lema “Salvemos el Arabí” o “No a la granja porcina”. Aunque acudieron políticos de todos los partidos locales, ninguno asumió el protagonismo, que dejaron para los vecinos que han constituido la plataforma contra la instalación de la granja. La concentración se prolongó hasta las 13:00 horas. 

Según explicaron los organizadores, “queremos mostrar nuestro rechazo a la construcción de dos explotaciones que albergarán más de 20.000 cerdos, con numerosas naves, balsas de purines y infraestructuras, una actividad incompatible con este enclave natural y cultural”. Este movimiento surgido espontáneamente durante esta semana mantiene su intención de “alertar a la población del riesgo que supone la diseminación de purines y excrementos por toda la finca, lo que conllevará la filtración de nitratos y otros contaminantes a las aguas subterráneas, vitales para el suministro del municipio de Yecla”.

Los convocantes leyeron un duro manifiesto resaltando que “consideramos que bajo ningún concepto se deben permitir explotaciones de cerdos junto a este espléndido y protegido espacio natural. Instamos al Grupo Fuertes ElPozo a que reconsidere este nefasto proyecto, y solicitamos a la Junta de Castilla La Mancha que reevalúe el expediente y paralice este atentado medioambiental, con el objeto de salvaguardar un Patrimonio de la Humanidad como es el Monte Arabí”.

Ya por la tarde, la Plaza Mayor, junto al Ayuntamiento, fue el eje de las protestas, a las que se sumaron casi 1.000 personas.