ir a la portada de ELPajarito.es

Mendoza sermonea a los políticos y a la prensa por los “frenos” y “ataques” a la UCAM

El presidente de la Universidad Católica, a medio camino entre la amenaza y la queja mendicante, abronca a las autoridades por lo que considera falta de ayudas públicas y reprocha a los medios de comunicación que no den más importancia a sus noticias
José Luis Mendoza durante presentación del nuevo técnico del equipo de balonceso, Fotis Katsikaris (Foto: UCAM Murcia CB)

A mitad de camino entre la amenaza, el sermón y el delirio, José Luis Mendoza, presidente de la UCAM, se despachó ayer con una de sus apasionadas soflamas y criticó a la prensa y a los políticos por lo que él considera una falta de apoyos a su designio altruista, que es, a su vez, el proyecto que más millones de euros ha puesto la providencia en sus manos. De este modo, de nuevo Mendoza llama la atención y presiona ante las autoridades que gestionan el dinero público y ante los medios de comunicación que –al margen de la tajada publicitaria que Mendoza les dispensa– deciden qué importancia dan a las noticias que el dueño de la UCAM considera vitales para sus intereses.

Según Mendoza, “Dios tiene puesta su mano sobre nosotros; el que quiera combatir contra nosotros que se prepare, porque no tenemos miedo a nadie”, advirtió durante la presentación del nuevo técnico del equipo murciano de balonceso, Fotis Katsikaris. El máximo responsable del club y de la privada se mostró muy enfadado porque “no entendemos los frenos que se le ponen a la Universidad Católica, los ataques que recibe injustamente cuando estamos haciendo el bien sin costo alguno para la Administración pública (sic), generando riqueza y puestos de trabajo”.

Mendoza, sin el más mínimo rubor, aseguró que los objetivos de la UCAM no son otros que “dar la vida por nuestros alumnos y nuestros deportistas, y por los más necesitados; no nos mueve otro interés”.

No es la primera vez que el presidente de la Católica denuncia la falta de apoyo institucional y público que, según él, sufre la UCAM. “El reto que esta universidad está llevando a cabo con el deporte no es fácil –aseguró– porque no se nos facilitan las cosas por las administraciones públicas, la ayuda es mínima y resulta difícil trabajar en estas condiciones arriesgando muchos millones de euros”. No mencionó, sin embargo, las subvenciones recibidas a fondo perdido y el aprovechamiento gratuito y preferente de las instalaciones deportivas de que gozan los clubes de la UCAM en el municipio de Murcia y otros, obtenido mediante ambiguos convenios sin apenas contraprestaciones.

Para Mendoza, “por desgracia, somos más reconocidos fuera que dentro de Murcia, donde recibimos muchas veces persecución, incomprensión, críticas”. El dueño de la UCAM cargó contra los medios informativos: “Nos visitó el presidente del Comité Olímpico y los medios apenas se han hecho cargo. Les importa muy poco la Universidad Católica a algunos medios de comunicación”.