ir a la portada de ELPajarito.es

Lorca conserva el único instituto del país con el nombre del mayor represor franquista de maestros republicanos

Ibáñez Martín fue el primer ministro de Educación de la dictadura y entre sus ´méritos’ figura haber dirigido la mayor purga y represión contra el profesorado en España
Instituto 'José Ibáñez Martín' de Lorca

Pese a las varias campañas promovidas desde hace años por asociaciones de la Memoria Histórica de la Región de Murcia y la ley en vigor, la ciudad de Lorca sigue conservando el único instituto de Educación Secundaria del país que lleva el nombre de José Ibáñez Martín, considerado el principal responsable de la represión franquista contra los maestros republicanos tras la finalización de la Guerra Civil española.   

Ibáñez Martín fue el primer ministro de Educación de la dictadura franquista, cargo que ocupó entre 1939 y 1951, y entre sus ´méritos’ figura haber orquestado y dirigido la mayor purga y represión contra el profesorado y la ciencia del siglo XX en España.

En 2007, gracias sobre todo a la presión de la asociación ‘Amigos De Los Caídos Por La Libertad’, se logró la eliminación del escudo del régimen franquista existente en la entrada principal del IES ‘José Ibáñez Martín’.

Para conseguirlo fueron necesarias denuncias en entrevistas de radio y TV, pegada de carteles, reparto de octavillas, queja al Defensor del Pueblo, artículos en prensa, denuncia en el Juzgado, y reiteradas peticiones a la dirección del centro, al AMPA y a la Consejería de Educación.

El IES lorquino fue inaugurado por el propio ministro franquista José Ibáñez Martín, yerno del conde de San Julián, “quién por presiones de la oligarquía local que se veía obligada a enviar a sus hijos a Murcia para que cursasen el bachiller superior, mandó construir el centro basándose en el mismo proyecto arquitectónico aprobado por el gobierno de la República, suspendido por el estallido de la Guerra Civil”, según explicó dicha asociación.

Durante el mandato de Ibáñez Martín, cientos de maestros y profesores fueron fusilados por su contribución al éxito de los programas educativos implantados por la República, siendo decenas de miles de ellos apartados de por vida de la enseñanza, sufriendo exilio, cárcel y marginación hasta la muerte del dictador.

En noviembre de 2008 otro instituto de Secundaria de Teruel con la misma denominación que el de Lorca pasó a llamarse ‘Vega del Turia’ por acuerdo unánime del consejo escolar.

Tras el cambio de nombre del instituto turolense el centro académico lorquino se convirtió en "el único de España dedicado a la exaltación de un personaje tan significado en la represión del mundo del magisterio y la cultura" en la primera etapa de la dictadura franquista, señaló entonces Floren Dimas, presidente de la asociación ‘Amigos De Los Caídos Por La Libertad’.

En junio de 2015, el instituto ‘José Ibáñez Martín’ de Lorca fue declarado bien catalogado por su relevancia cultural atendiendo a su valor arquitectónico y a su “valor inmaterial añadido” por su implantación en la sociedad lorquina. El nombre del ministro franquista sigue sin cambiarse, pese a que así lo exige la Ley de Memoria Histórica.