ir a la portada de ELPajarito.es

López Bernal: “Nadie que quiera llevar una vida normal se mete a fiscal anticorrupción a no ser que pretenda no hacer nada”

El ex fiscal superior de Murcia asegura que “la gente en este país no tiene mentalidad de que el dinero público es de todos los españoles”
Manuel López Bernal (Foto: Pedro Martínez)

“La gente en este país no tiene mentalidad de que el dinero público es de todos los españoles, es decir, parece que si entran a robar en tu casa te están quitando lo tuyo pero si entran a robar en las arcas públicas no se sabe de quién es ese dinero, no hay conciencia de que ese dinero es de todos los ciudadanos”. Manuel López Bernal, el fiscal que ha impulsado la investigación del caso Auditorio contra el presidente de la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, asegura que los fiscales se sienten “desprotegidos” cuando investigan tramas políticas organizadas. De hecho, unos desconocidos han entrado hasta por dos veces en la casa del fiscal anticorrupción de Murcia, Juan Pablo Lozano, e incluso en su propio despacho del  Palacio de Justicia, para sustraer datos secretos de su ordenador, un suceso que la Policía vincula con la delincuencia común, no con los múltiples casos de corrupción que asolan a esta comunidad autónoma. Hasta hace unas semanas, López Bernal era el fiscal jefe de Murcia, pero pocos días antes de la dimisión de Pedro Antonio Sánchez era relevado del puesto que ha ocupado durante los últimos once años. “Nadie que quiera llevar una vida normal se mete a fiscal anticorrupción a no ser que pretenda no hacer nada, claro. Porque habrá alguno que pretenda seguir viviendo tan bien como si no lo fuera”, asegura.

¿Qué ha pensado tras conocer que el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, ha dimitido por el caso Auditorio que usted investigaba?

Hombre, lo que me preocupa es el resultado del proceso, eso de que este señor dimita o no dimita a mí me da lo mismo. Vamos, que no me genera una especial ilusión, yo de lo que estoy pendiente es del proceso, no de los avatares políticos.

Entonces cada vez hay más datos e indicios de que este hombre estaba cometiendo una ilegalidad, eso lo tiene claro la Fiscalía desde un principio…

Hombre, eso lo tenemos clarísimo. Desde el minuto uno que presenté la querella, eso no tiene vuelta de hoja.

¿Qué irregularidades han detectado?

Todas las irregularidades que se puedan realizar se realizaron en ese procedimiento.

¿Por ejemplo?

Que se haya amañado un concurso entero que realmente no existió porque estaba dado de antemano al arquitecto Lejárraga, que se haya recibido un edificio sin terminar, que haya un acta de recepción que incluso conste como recibido, un edificio cafetería que no existe y se le devuelven los avales al constructor, que se le pague al constructor por encima del contrato, cosa que no se puede hacer porque eso es una malversación, pagar por encima del precio estipulado con él y que esa obra al final se quede a medias, en fin, todo, todo…

Ahora nos encontramos con que el juez Eloy Velasco ha abierto diligencias también por la supuesta implicación de Pedro Antonio Sánchez en la trama Púnica. ¿Entiende la Fiscalía de Murcia que puede haber algún tipo de conexión entre el caso Auditorio y la Púnica?

No, no hay ninguna conexión, no lo creo. No tengo ningún motivo para pensarlo.

Viene denunciando presiones y amenazas durante la instrucción de este caso, ¿cómo se han materializado esas amenazas?

Bueno pues se concretaron con la presentación de dos querellas contra mí por parte de una asociación que se creó precisamente para presentar esas querellas, una asociación en Madrid que evidentemente tuvo que ser por encargo de Murcia o por quien fuera, porque no creo yo que una asociación de Madrid esté pendiente de si yo he plantado unos pinos en mi casa o si mi hija ha ganado un concurso de la comunidad autónoma. Ya me contarás: crear una asociación para esas dos cosas, por cierto ambas cuestiones inadmitidas por el Tribunal Supremo.

¿Entonces hubo un chantaje o presión para que usted se apartara voluntariamente del caso Auditorio?

Ya se me había amenazado tiempo antes, eso fue publicado hace un año y medio aproximadamente. Y también lo de mi casa hace seis años. Aquí los medios de comunicación de Murcia se negaron a sacarlo y finalmente salió publicado en Libertad Digital.

El asunto de la tala de los pinos de su casa…

Sí, sí…

¿Y qué pasó ahí?

Pues que había unos pinos que no estaban protegidos, porque los pinos no están protegidos ni aquí ni en ningún sitio de España, y corté los pinos en terreno urbano de mi propiedad. Unas denuncias alrededor de mi casa que eran absurdas y ridículas.

Un asunto muy negro y muy sospechoso…

Hombre, sobre todo porque ninguna de las cosas que hice se pueden considerar delictivas, de haberlo hecho ni siquiera estaban contempladas en el Código Penal.

¿Denunció las presiones y amenazas al ministro y al Fiscal General del Estado?

Catalá no estaba entonces y al Fiscal General del Estado ahora mismo no lo recuerdo porque como esto viene de antiguo… Me imagino que en aquella época lo pude hacer pero ahora no lo he hecho. ¿Para qué? Bueno, lo de las querellas sí. Eso lo puse en conocimiento del fiscal general.

¿Y qué le dijo su jefe?

Bueno, cuando se inadmitieron a trámite en el Tribunal Supremo me llamó para decírmelo.

¿Pero le dijo que iban a investigar esas presiones contra usted de alguna manera?

No, no, simplemente puse en su conocimiento que habían presentado las querellas contra mí y pasados unos meses me llamó para decirme que todo eso se había archivado. Ya no volví a hablar más con él de ese tema, solamente ponerlo en su conocimiento y punto. Luego, como es normal, me llamaron para notificarme que se habían archivado.

¿Y en algún momento se ha planteado dejarlo, en algún momento ha dicho: esto no merece la pena, tiro la toalla porque es imposible luchar contra la corrupción en Murcia?

Nunca, nunca, nuestra función es investigar los casos que nos llegan.

Sin embargo, el premio que ha recibido por hacer bien su trabajo ha sido el cese…

Bueno, pues yo no creo que haya sido la retribución por eso, todo eso sería hacer elucubraciones y yo tengo que suponer, tengo que creer que el fiscal general del Estado ha actuado correctamente en base a su criterio.  Si de alguna manera no me han reelegido para seguir al frente de la Fiscalía de Murcia pues ya está, lo asumo y se acabó.

¿Se le han explicado los motivos del cese tras once años en el cargo?

No, eso no suele hacerse, simplemente han pensado que el otro aspirante al que han dado el puesto, que por cierto es amigo mío, reunía las condiciones para ejercer la jefatura, y yo acato y punto. Y además con el cariño que yo le tengo, estoy encantado.

Díaz Manzanera…

Según mi criterio es un buen fiscal.

Entonces, ¿cómo puede quedar a partir de ahora la investigación del caso Auditorio, cree que se puede ver afectada por su relevo?

Esto es una Fiscalía, y como tal, nunca es una persona sola. En la Fiscalía somos un grupo de compañeros que trabajamos en la misma dirección, pero nunca una Fiscalía es solo un fiscal.

¿Sigue habiendo  miedo en la plantilla de fiscales de Murcia? ¿Se siguen sintiendo desprotegidos?

Bueno, yo siempre he mantenido, y lo sigo manteniendo, que los fiscales que se dedican a asuntos de corrupción se sienten desprotegidos, eso por el conocimiento que tengo yo de mi zona, aquí en Murcia. Sé que compañeros de Alicante han tenido problemas también. Allí hay un magnífico fiscal anticorrupción que también es amigo mío. Sé que ha habido problemas en Baleares, en la Fiscalía Anticorrupción de Madrid, sé que ha habido problemas de este tipo en unos cuantos sitios. Sobre todo en Madrid y en la zona Mediterránea ha habido problemas evidentes, como que a un compañero le han entrado dos veces a su casa a robar, a otro funcionario que lleva una causa conmigo también han entrado en su domicilio. Todo esto me dice que algo hay que cambiar, algo hay que hacer.

¿Blindar todavía más a los fiscales, por ejemplo, para que puedan ejercer su labor de lucha contra la corrupción?

A los fiscales y también a los jueces de instrucción porque ahora mismo de alguna manera nos estamos convirtiendo en los malos cuando solo estamos cumpliendo con nuestra función. Deberíamos empezar a pensar, cuanto menos, si esto está funcionando como debería. Cuando los fiscales llegan a una Fiscalía, unos trabajan asumiendo un riesgo mínimo normal, corriente, y otros tienen que asumir riesgos mucho mayores. Pues entonces la gente se lo va a pensar, se va a pensar eso de ser fiscal anticorrupción, porque aparte de no tener prácticamente ninguna compensación económica, lo que acaban teniendo es problemas, problemas con la familia, no es un plato de buen gusto, vamos. Nadie que quiera llevar una vida normal se mete a fiscal anticorrupción a no ser que pretenda no hacer nada, claro. Porque habrá alguno que pretenda seguir viviendo tan bien como si no lo fuera.

¿Cree que se llegará a saber quién está detrás de los asaltos a domicilios de los fiscales?

No tengo mucha esperanza.

Y en medio de este clima de temor entre los miembros de la Fiscalía, ¿cree que puede haber algún fiscal que se sienta amedrentado hasta el punto de que decida no emplearse a fondo en su función?

No, que yo conozca no. Bajo ningún concepto.

Pero da la sensación de que Murcia es una singularidad, que pasan cosas raras que escapan al imperio de la ley.

Cosas raras ¿en qué sentido?

Pues eso, asaltos a casas de fiscales, presiones, amenazas a miembros del Poder Judicial…

Es que yo no sé qué pasa en otros sitios, sinceramente no lo sé. Para eso tendría que estar allí y vivir en esos otros lugares, no lo sé…

Pero que entren a robar datos de un caso en el domicilio de un fiscal, eso no se ha visto nunca…

No, no, yo tampoco lo había visto nunca.

Es como si hubiera habido un cambio cualitativo en la corrupción, un paso más allá.

Bueno no se puede decir que sea un caso general dentro de la corrupción, imagino que se tratará de alguna persona en particular, de algún imputado o amigo o familiar de un acusado, no creo que estén todos los días entrando en casa de fiscales ni que nos persigan a tiros por la calle.

¿Cómo ha llegado Murcia a ese grado de corrupción sistémica después de tantos años?

Yo creo que esto tiene mucho que ver con el boom inmobiliario.

¿Cree que habría otros factores añadidos?

No lo he pensado, sinceramente.

¿Se está sicilianizando Murcia?

 Yo sé que hay corrupción ahora, no me he puesto a hacer comparaciones.

¿Cree que a partir de ahora se pondrán más medios para que los fiscales de Murcia puedan luchar contra la corrupción?

No se lo puedo contestar, eso tendría que decirlo el Ministerio de Justicia en función de los presupuestos generales del Estado. Hombre, haría falta cambiar la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Sigue habiendo muchos defectos en esa ley y también hay que cambiar las mentalidades.

¿Se refiere a la mentalidad de los que gobiernan?

No, no, la mentalidad de los ciudadanos, porque yo recuerdo que la primera vez que presenté una querella por un asunto de corrupción en el año 2006 contra el alcalde de una población de aquí, en Murcia, hubo hasta manifestaciones y no sé si hasta una procesión a la cárcel porque el juez había metido en prisión a ese alcalde. ¿Y todo eso por qué pasa? Porque la gente en este país no tiene mentalidad de que el dinero público es de todos los españoles, es decir, parece que si entran a robar en tu casa te están quitando lo tuyo pero si entran a robar en las arcas públicas no se sabe de quién es ese dinero, no hay conciencia de que ese dinero es de todos los ciudadanos. Eso hay que cambiarlo y también hay que cambiar la mentalidad de que el defraudador es un tipo listo y que de alguna manera constituye un Robin Hood que roba a los ricos porque en realidad está robando a los ricos y está robando a los pobres.

Y quizá por esto que está diciendo se explica que siempre ganen los mismos en las urnas con independencia de que estén cometiendo delitos de corrupción constantemente.

Imagino que alguna gente sí, no digo que todos los españoles actúen así, no digo que todos los españoles piensen de esa manera, pero sí que no tienen conciencia de que lo público es cosa de todos, incluido cada uno de nosotros, y si se ha tenido que pagar equis millones de euros por un rescate a los bancos, la gente no tiene conciencia de que ese dinero sale de sus bolsillos. No hay conciencia de que lo público es de todos y cuando ocurre algo de este tipo, un caso de corrupción, mucha gente lo ve como algo ajeno a su problemática y a su vida.

Añadir nuevo comentario