ir a la portada de ELPajarito.es

López Bernal: “Me han insultado y hay personas que actúan contra los fiscales como la mafia de los años 20”

El fiscal superior de Murcia saliente afirma que “existen argumentos de sobra para procesar a Pedro Antonio Sánchez en el caso Auditorio. Todo lo que dije se ha confirmado posteriormente”
López Bernal saluda al expresidente Valcárcel

Manuel López Bernal, fiscal superior de Murcia cuyo relevo ha propuesto la Fiscalía General del Estado, defendió ayer jueves que “existen argumentos de sobra para procesar a Pedro Antonio Sánchez en el caso Auditorio porque, en caso contrario, no habría presentado la querella contra él”.

"Yo simplemente presenté una querella hace casi dos años porque pensaba que habían datos suficientes para hacerlo", según López Bernal, quien destacó que todo lo que él dijo "se ha confirmado posteriormente" en la instrucción desarrollada por el Juzgado número 1 de Lorca que ha presentado la exposición razonada al Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJMU).

El TSJMU "ha entendido que existían indicios de criminalidad contra la única persona que determina su competencia, que es el aforado Pedro Antonio Sánchez", indicó López Bernal que, a partir de ahí, reivindicó "la presunción de inocencia".

En cuanto a los que insinúan que hay razones personales en esa querella, el fiscal saliente aclaró que él nunca ha tenido el gusto de "tropezarse" con el presidente, salvo en algún acto oficial en el que se han tratado "con cordialidad".

“Estaré encantado de responder ante los tribunales”

Recordó que la causa se inició por un miembro del PSOE de Puerto Lumbreras con una denuncia a la Fiscalía. "Sé que se han dicho algunas otras falsedades a conciencia", reconoció López Bernal, quien instó a denunciar a quien considere que ha habido actuaciones irregulares. "Estaré encantado de responder ante los tribunales".

"Que se haya dicho que mi mujer ha tenido que ver con esa querella es simplemente indigno y de canallas", aseveró.

López Bernal denuncia que ha recibido “insultos” y dice que “Es muy duro lo que estamos viviendo los fiscales”, apuntaba. A su juicio, hay personas que actúan contra ellos “como la mafia tipo años 20”.

El todavía fiscal superior de Murcia precisó que, al denunciar "presiones", se refiere a "cuando se producen descalificaciones públicas por parte de miembros de algún partido político" y, también, a aquellos profesionales que publican artículos "insultantes" que, "en muchas ocasiones, tienes la sospecha de que son previamente pagados y que responden a intereses que no son los de la información".

En este sentido, insistió en denunciar las "intimidaciones" que sufren quienes se dedican a combatir casos de corrupción. No obstante, aclaró que esas presiones no parten de la "jerarquía", es decir, de la carrera judicial, ni del Ministerio de Justicia.

Descalificaciones públicas de políticos

Más que presiones, critica que sí que recibió "intentos de descalificación" por "otras vías", y cree que sus autores "se lo tendrán que pensar" si "creen en el sistema democrático y les importa algo este país". En concreto, criticó directamente "a los que han salido públicamente a decir mentiras".

"Yo, cuando hablo de presiones, hablo de una cosa distinta, y me refiero cuando se producen descalificaciones públicas por parte de miembros de algún partido político", señaló. En su opinión, estos miembros de partidos "no hacen ningún favor a la democracia ni resultan simpáticos por mucho que pretendan".

Asimismo, achacó estas presiones e intimidaciones al hecho de que hayan "entrado en domicilios de compañeros", así como a artículos "insultantes".

"A veces se desinforma y no se informa", criticó el fiscal superior saliente, quien señala no obstante que "son muy pocos" los profesionales que lo hacen "gracias a Dios" y que, en su opinión, "responderán a algunos intereses que, desde luego, no son los de la prensa libre en un Estado democrático".

No hacer coincidir responsabilidades políticas y penales

Por otro lado, valoró como "ciudadano" que las responsabilidades políticas y penales no se deberían hacer "coincidir", aunque no lo ha dicho en referencia al caso Auditorio en concreto, en el que se encuentra investigado el presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez.

"Si las responsabilidades políticas van a terminar llegando cuando se dictan sentencias condenatorias, yo no lo llamaría responsabilidades políticas", señaló López Bernal .

López Bernal recordó que él había pedido seguir en el cargo porque quería continuar "unos años". Ha asumido su relevo y ha ensalzado a su sucesor, José Luis Díaz Manzanera, que actualmente es fiscal de Medio Ambiente y Urbanismo de la Región de Murcia y que es "compañero, amigo y buen fiscal".

"Yo no me meto en cuándo se debe dimitir o si no se debe dimitir porque es algo que me es totalmente ajeno", destacó López Bernal. Ahora bien, en su calidad de ciudadano, y no como fiscal, señaló que, hasta ahora, él había entendido que las responsabilidades políticas "eran algo distinto y previo a las responsabilidades penales".

"Parece ser que no es la tesis que está en boga", lamentó López Bernal. Al contrario, cree que la tesis que está "en boga" es dejar "primero" las responsabilidades penales y, luego, "ver las responsabilidades políticas", algo que a su juicio "es equivocado".

Al ser preguntado por la posibilidad de que su labor como fiscal superior de la Región persiguiendo casos que afectan al estamento político haya podido ser trascendente en su relevo, López Bernal explicó que es algo que él no sabe ni puede asegurar, de forma que habría que preguntárselo al fiscal general del Estado, "que es quien hace la designación".

“Once años de lucha permanente”

No obstante, entiende que su labor no tuvo influencia en su relevo, "porque si las cosas funcionan así, mal vamos". Por ello, achaca a una "coincidencia" el hecho de que su sustitución se haya producido en este momento. "Hasta donde mi información alcanza, no tiene nada que ver una cosa y otra", zanjó.

López Bernal recordó que él llevaba 11 años como fiscal superior y cree que se ha ganado "vivir un poco más tranquilo" de lo que ha vivido "durante estos 11 años de lucha permanente".

De momento, desconoce cuáles van a ser los casos de los que se va a ocupar de aquí en adelante, y no sabe si se va a hacer cargo del caso Auditorio. Su sucesor, Díaz Manzanera, apuntó que podría dejar este caso y que podría ser el propio López Bernal quien se haga cargo del mismo, pero el fiscal saliente lo desconoce, ya que no le ha dado tiempo a hablarlo todavía.

Comparecencia de Catalá en el Congreso

López Bernal dijo que no puede valorar el hecho de que Unidos Podemos y Compromís hayan unido fuerzas para exigir que el ministro de Justicia, Rafael Catalá, comparezca ante el Pleno del Congreso para rendir cuentas por sus denuncias de intimidación y de robos.

Igualmente, se refirió a la publicación de noticias sobre supuestas "presiones" del Ejecutivo de Mariano Rajoy en el caso del presidente de Murcia y por el hecho de que la Fiscalía hubiera ordenado no seguir adelante con la investigación a Pedro Antonio Sánchez en contra del criterio de las dos fiscales del 'caso Púnica'.

A este respecto, cree que el hecho de que el fiscal general del Estado piense de forma distinta a otros fiscales y, por tanto, utilice el procedimiento establecido en el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal para decidir otra cosa distinta es algo "contemplado". Con todo, valoró que el trabajo de las fiscales del caso 'Púnica' respondían a un criterio de "profesionalidad" absoluto, "igual que sería el del fiscal general del Estado".

Añadir nuevo comentario