Domingo, 24 Septiembre, 2017 - 15:32
ir a la portada de ELPajarito.es

Las lluvias causan daños en edificios, vías públicas, viviendas y vehículos en Molina

La alcaldesa de Molina y concejales visitan una zona afectada

Molina de Segura ha sufrido diversos daños en edificios, vías públicas, viviendas y vehículos a causa de las fuertes lluvias del pasado fin de semana. La alcaldesa de la localidad, Esther Clavero, presidió ayer lunes la reunión del Plan Municipal de Emergencias para hacer balance de lo acontecido en los últimos días.

Las zonas más afectadas, según fuentes municipales, han sido Cañada Morcillo y El Llano, La Ribera, La Torrealta y el centro urbano, así como instalaciones educativas y deportivas.

Durante todo el fin de semana, los servicios de emergencias del municipio (Policía Local, Protección Civil y Bomberos) han recibido cientos de llamadas de vecinos con avisos por diversas emergencias, como inundaciones en viviendas, calles inundadas, vehículos anegados de agua, solicitudes de ayuda para rescate en viviendas y en vehículos en la vía pública, entre otras.

De esta forma, los servicios de emergencias han realizado varios rescates en vehículos y viviendas y han retirado coches de las vías públicas.

Los principales problemas se han producido en la Avenida del Chorrico, Calle San Juan, y calles Padre Jesuita Hernández Pérez y Estación, en el centro urbano de la ciudad, que han permanecido anegadas de agua en varias ocasiones durante todo el fin de semana, así como en la zona de Cañada Morcillo, que se ha visto desbordada por la acumulación de agua, y que ha provocado inundaciones en varias calles de la pedanía de El Llano de Molina, donde varios vecinos de la Huerta de Abajo han pedido ayuda a los servicios de emergencia.

En cuanto a las infraestructuras, la depuradora y estación de bombeo de La Ermita ha tenido que paralizar el bombeo de agua y se ha protegido las puertas de acceso para salvaguardar los bienes materiales de su interior y las salas de cuadros eléctricos. El resto de depuradoras funcionan con normalidad y el abastecimiento de agua ha funcionado correctamente, sin contaminación alguna del agua.

Sí se han producido levantamiento de tapas de la red de saneamiento de la ciudad en varias zonas, como en la carretera del Chorrico y en la antigua carretera nacional 301, a la altura del centro comercial Eroski. El alumbrado también ha sufrido daños y apagones en varias zonas, como Los Olivos o La Quinta, entre otros.

Centros educativos y deportivos

En cuanto a los centros educativos, se han registrado goteras importantes en los colegios San Antonio, Campo de Molina, Maestro Francisco Martínez Bernal, El Romeral (también caída de árboles), La Purísima de El Llano (en éste de gran envergadura), Vega del Segura de La Ribera, Nuestra Señora de la Consolación, San Miguel, Nuestra Señora de Fátima, Tierno Galván y Paseo Rosales.

De igual forma, las instalaciones deportivas también se han visto afectadas por los efectos de las lluvias; en su mayor parte goteras en pabellones y piscinas. A pesar de ello, la actividad se podrá llevar a cabo normalmente en las instalaciones municipales, aunque no así en los pabellones de los institutos, por permanecer cerrados durante la jornada de este lunes.

Tampoco se podrá hacer uso del Campo de Fútbol Municipal Sánchez Cánovas, donde se ha suspendido toda actividad. El pabellón Serrerías, al cesar las lluvias, y pese a las múltiples goteras sufridas estos días, mantuvo la exhibición de gimnasia rítmica de ayer tarde.

Por su parte, el Museo del Enclave de la Muralla también ha sufrido graves problemas de humedades por filtraciones de agua.

En pedanías, los problemas más graves se registran en Cañada Morcillo, con grandes problemas de evacuación de aguas, que repercuten en El Llano, donde la red de saneamiento no tiene capacidad suficiente para recoger todas las aguas pluviales y hay graves problemas con la acequia que, tras ser entubada por las obras de modernización de regadíos, no tiene capacidad de desagüe.

En Urbanización Los Conejos I también han surgido problemas, por carecer de conexiones de redes de evacuación, como también ocurre en La Alcayna y en Balsa del Lino. En el tramo final de la Rambla de los Calderones, debido a la falta de limpieza, que corresponde a la Confederación Hidrográfica del Segura, se han producido daños y problemas de inundación, a la altura de la pedanía de La Torrealta.

Añadir nuevo comentario