ir a la portada de ELPajarito.es

Llevarán ante los tribunales la situación de la urbanización Camposol

Técnicos urbanistas y juristas de Murcia Transparente estudian las numerosas irregularidades del núcleo residencial habitado en su mayoría por británicos y desprovisto de servicios municipales
Estado de la urbanización.

Técnicos urbanistas y juristas de la asociación Murcia Transparente estudian posibles ilegalidades en el “abandono flagrante y dejación de responsabilidad” de los poderes públicos hacia la urbanización Camposol, habitada por más de 5.000 vecinos, en su mayoría británicos, en el municipio de Mazarrón. Esta ONG asegura que la totalidad de las viviendas están aún sin escriturar y “desprovistas, para más inri, de sus cédulas de habitabilidad como documentos acreditativos del fin de obra de los inmuebles”.

Urbanización Camposol.

Calles sin asfaltar y en peligro de hundimiento, falta de carreteras de acceso, grave deterioro de las redes de saneamiento y agua potable, inexistencia de servicios de depuración de aguas residuales, transporte público y correos, alumbrado público insuficiente, riesgo de catástrofes por riadas de gran magnitud, proliferación de ratas e insectos, ausencia de zonas destinadas a escuelas, parques, jardines, centros deportivos, culturales y de ocio… “Es el triste y desolador panorama” –señala Murcia Transparente– “que se encontró la cónsul del Reino Unido, Sarah Jane Morris, en la visita que realizó a la mayor urbanización de la Región de Murcia”. Se trata, asegura la asociación, de alrededor de 4.000 viviendas habitadas por más de 5.000 vecinos, de los que un 75% son ciudadanos británicos.

Las carencias de este gran complejo residencial, planteadas en diversas instancias nacionales e internacionales y sacadas a la luz pública de los medios de comunicación por parte de Murcia Transparente, se remontan al mismo momento de su construcción hace ya más de dos décadas.

Oídos sordos del Ayuntamiento y demás administraciones

"Estamos ante una situación que, atentando contra los más elementales derechos y la calidad de vida de sus vecinos, no ha recibido por parte de los diferentes gobiernos que se han sucedido en el ayuntamiento de Mazarrón ni por las demás administraciones responsables el más mínimo tratamiento y solución efectivos”, afirma Murcia Transparente.

Desde su origen como urbanización orientada al establecimiento de población europea jubilada, Camposol ha estado desatendida por completo en lo que a prestación de servicios básicos se refiere, tanto por la empresa constructora Justo y Manoli –que en un principio y hasta su suspensión de pagos tenía asumidas las competencias para cubrir las necesidades prioritarias de los residentes– como por el Consistorio de Mazarrón, que desde el año 2011 tiene contraída la obligación de atender los servicios urbanos de esta macrourbanización, señala Murcia Transparente.

La visita de la Cónsul británica a Camposol ha estado motivada en gran parte por las quejas continuas formuladas por la Asociación de Residentes al Ayuntamiento mazarronero mediante un sinnúmero de escritos de peticiones y de reuniones con sus sucesivos alcaldes y concejales "competentes".