ir a la portada de ELPajarito.es

Lista para funcionar la tubería que llevará agua desalada desde Águilas al Guadalentín

La construcción ha contado con una inversión estatal de 20 millones de euros y tiene un diámetro de 1.200 milímetros para transportar 150.000 metros cúbicos diarios aproximadamente
La tubería llevará agua desalada desde Águilas al Valle del Guadalentín. (Foto: Europa Press)

La sequía que afecta a la cuenca del Segura parece que dejará de ser un problema para los vecinos de la zona. Una tubería de 27 kilómetros es la encargada de llevar agua desalada desde Águilas hasta el Valle del Guadalentín después de cinco meses de trabajos en los que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha tenido que solventar problemas técnicos y procesos de expropiaciones.

La infraestructura forma parte de las obras ejecutadas por el Ministerio al amparo del Real Decreto Ley 6/2015, de 14 de mayo aprobado por el Gobierno para combatir los efectos de la sequía en la demarcación hidrográfica del Segura. La nueva tubería ha contado con una inversión estatal de 20 millones de euros y discurre por el término municipal de Lorca hasta alcanzar Totana.   

Para acelerar la construcción de la tubería, se trabajó en cuatro tramos simultáneamente, con un total de 15 equipos de trabajo. Asimismo, los tubos fueron suministrados por una fábrica radicada en Lorca, lo que facilitó el transporte y montaje de la infraestructura. La tubería tiene un diámetro de 1.200 milímetros y puede transportar 150.000 metros cúbicos diarios aproximadamente.

El Gobierno de España continúa desarrollando las medidas excepcionales contempladas en el Real Decreto de sequía en la cuenca del Segura. Se trata de una serie de actuaciones que están permitiendo incrementar el agua disponible en la zona como son el uso de pozos de emergencia y del agua laminada en embalses o la adopción de medidas de control de usos y pérdidas de agua.

Además, el Ministerio está ejecutando en esta demarcación hidrográfica, y en la del Júcar, todos los trabajos contemplados en el crédito extraordinario, por importe de 50 millones de euros, aprobado por el Gobierno para financiar las obras necesarias para atenuar los efectos de la sequía en las dos cuencas.

La declaración de sequía fue prorrogada el pasado mes de septiembre por el Consejo de Ministros hasta el 30 de septiembre de este año, con el objeto de que el Gobierno pueda seguir aplicando en la próxima campaña de riego medidas excepcionales para paliar la falta de agua en estas dos demarcaciones.