ir a la portada de ELPajarito.es

Ingresada en el hospital una niña celíaca tras servirle comida con gluten pese al aviso de los padres

Los padres de la menor, de seis años, denuncian el caso a Salud Pública y critican la “indefensión social y sanitaria” que sufren las personas intolerantes a esta proteína
La niña celíaca tuvo que ser ingresada en el hospital

Una niña de seis años, intolerante al gluten, tuvo que ser ingresada en un hospital de Murcia por una inflamación del intestino delgado y del colon (enterocolitis). El ingreso se produjo después de que la pequeña tomase en un local comida con esa proteína, pese a que los padres habían avisado de la intolerancia de la menor.

Los progenitores, que denunciaron el caso a Salud Pública, perteneciente a la Consejería de Sanidad, criticaron, asimismo, la “indefensión social y sanitaria” en la que se encuentran los celíacos en la Región.

Los hechos tuvieron lugar en noviembre cuando reservaron en este establecimiento, que ofrece menús sin gluten, situado en una céntrica plaza de la capital murciana. “Tras varios errores subsanados con la lectura de los ingredientes que en la etiqueta del producto aparecían en letra minúscula y en varios idiomas, a las dos horas de haber comido las niñas, mi hija de seis años, celíaca sintomática extrema, busca mi cobijo y me dice flojito 'mamá, me duele la barriga'”, explica.

Automáticamente la pequeña empieza a vomitar sin parar y termina hospitalizada. La reacción de la niña a la comida en el restaurante hizo que los encargados admitieran que sirvieron pasta con gluten en una mesa de 5 niñas de dos a seis años en la que había dos celíacas “y en la que pedimos todo sin gluten para evitar contaminación cruzada”.

Actualmente, la niña sigue en proceso de recuperación, tras sufrir una enterocolitis aguda por ingesta de gluten. Ante lo ocurrido los padres de la menor denunciaron el poco respaldo con el que cuentan los celíacos desde la Administración. “Sentimos una indefensión social y sanitaria total”, subrayaron. En un escrito, lamentaron que no haya una ley que controle la presencia de trazas en los platos de las cartas de los restaurantes y exigieron una mayor implicación de la Comunidad.

Añadir nuevo comentario