ir a la portada de ELPajarito.es

El Gobierno autoriza abrir 22 sondeos sin evaluación ambiental en la cuenca del Segura

El Gorgotón es una surgencia de aguas subterráneas del acuífero Sinclinal de Calasparra. (Foto: franciscoturrion.com)

El Consejo de Ministros ha declarado excluidas del trámite de evaluación ambiental diversas actuaciones relativas a la puesta en marcha de sondeos, por cuenta propia o ajena, como consecuencia de la situación de sequía en el ámbito territorial de la Confederación Hidrográfica del Segura.

A partir de esta declaración del Consejo de Ministros, se han puesto en funcionamiento "de forma inmediata" un total de 22 sondeos, que ya se encuentran operativos por los trabajos de equipamiento y revisión realizados hasta la fecha, según informó la Confederación Hidrográfica del Segura.

De los 22 sondeos que se ponen en funcionamiento, 9 corresponden al Sinclinal de Calasparra y 13 a la batería estratégica de sondeos de la Vega Media. En conjunto, estos sondeos aportan aproximadamente 2,5 metros cúbicos por segundo de agua a la Cuenca del Segura.

Esta medida es una de las contenidas en la veintena de actuaciones de emergencia para paliar las necesidades hídricas en las cuencas del Segura y del Júcar aprobadas ayer por el Consejo de Ministros, con las que se concluye la puesta en marcha de las medidas urgentes comprendidas en el Decreto de Sequía y dotadas con 50 millones de euros, según anunció la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

La llamada de Sánchez

Esta aprobación llega después de que el presidente de la Comunidad Autónoma, Pedro Antonio Sánchez, reclamara el jueves por teléfono a la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, que adoptara las medidas necesarias, "urgentes e inmediatas", para garantizar el abastecimiento de agua que los regantes del Tajo-Segura requieren para asegurar sus cultivos.

El jefe del Gobierno regional llamó a la ministra horas después de que trascendiera que la Comisión Central de Explotación del Trasvase había decidido, en una reunión no comunicada que celebró el jueves pasado en Madrid, el desembalse al Segura de 15 hectómetros cúbicos de agua, cinco menos de los previstos y contemplados en la regla de explotación del acueducto. Además, de este caudal aprobado, la mitad (7,5 hectómetros) se destinarán al abastecimiento humano, por lo que los regantes dispondrán solo de otra cantidad igual para sus necesidades de agosto.

Pedro Antonio Sánchez reclamó a la ministra la ejecución de las actuaciones y obras de carácter extraordinario que contempla el decreto de sequía de forma urgente, y que se amplíe su vigencia más allá del 31 de diciembre. También solicitó, según una portavoz del Gobierno autónomo, la exención del trámite ambiental que permita poner a disposición de los regantes los recursos del Sinclinal de Calasparra y la batería estratégica de las pozos de sequía propios y ajenos, amén de la ejecución de las obras de emergencia que sean necesarias y "que se acometan cuanto antes para posibilitar el acceso a más recursos a través de las conducciones que lleven el agua a los regadíos, y aquellas de mejora que eviten las pérdidas en el sistema de distribución".