ir a la portada de ELPajarito.es

La Fiscalía pide cuatro años de prisión para el cónsul de Guinea Bissau en Murcia por estafa

El diplomático será juzgado por recibir dinero supuestamente de un matrimonio de empresarios a los que prometió comprarles su sociedad
El letrado Raúl Pardo-Geijo Ruiz

El cónsul de Guinea Bissau en Murcia, Juan Francisco H.P., podría acabar entre rejas por estafar presuntamente a un matrimonio de empresarios murcianos a los que prometió que les compraría su sociedad, que pasaba por dificultades económicas. El diplomático se enfrenta a las peticiones de cárcel de la Fiscalía, que solicita por estos hechos cuatro años de prisión, y de la acusación particular que exige seis años. Las diligencias judiciales se abrieron en 2016 por un juzgado de Instrucción de Murcia a raíz de la denuncia presentada contra Juan Francisco H.P. por dos empresarios que le acusaban de haberles estafado supuestamente 120.000 euros con la promesa de comprarles su sociedad.

El juzgado ya ha dictado el auto de apertura del juicio oral, en el que se recogen las solicitudes de condena hechas por el fiscal y por el letrado Raúl Pardo-Geijo Ruiz, que representa a los denunciantes. El Ministerio Público acusa al cónsul de Guinea Bissau en Murcia de un delito continuado de estafa y además de la pena de cárcel, reclama el pago de una multa de 27.000 euros e indemnizaciones de 120.000 euros.

 

Por su parte, la acusación particular eleva la pena de prisión a seis y exige para sus clientes indemnizaciones de 180.000 euros. El auto judicial ha dado el plazo de un día al acusado para que preste una fianza por importe de 225.000 euros para asegurar las responsabilidades pecuniarias que se le pudieran imponer durante el juicio.

Según la denuncia que dio origen a las actuaciones judiciales, el cónsul prometió al matrimonio comprarle la empresa y estos vieron una tabla de salvación en la operación, al considerar que así evitarían que la misma entrara en concurso de acreedores. Aunque recibió de ellos presuntamente las cantidades que solicitaba para las gestiones que aseguraba iba a realizar, la operación nunca llegó a cerrarse, y el acusado supuestamente comenzó una serie de maniobras dilatorias, de manera que la operación se aplazaba continuamente.

El consulado de Guinea Bissau en Murcia fue inaugurado en el año 2011 con el objetivo de fomentar los intercambios comerciales con el país africano y para conseguir inversiones para el mismo.