ir a la portada de ELPajarito.es

“El feminismo me ha permitido construir la mujer que quiero ser y no lo que se espera de mí”

Loola Pérez, Doctora Glas en el mundo virtual, presentará el próximo sábado en la Cafetería Ítaca su libro “Suicida (no profesional) busca puente”, donde reflexiona sobre los valores impuestos como “normales” de amor, desamor o sexualidad
Loola Pérez, Dra Glas en el mundo virtual. (Foto: Gabriel Vegara)

Loola Pérez, Dra Glas en el mundo virtual, se describe a sí misma en sus bio de twitter como “Lamia moderna. Perversa-polimorfa (Mala). Feminista Pro-sex Bisex. Libertaria Incorrecta”. Provocadora y comprometida, esta murciana de veinticinco años compagina la labor institucional, es Presidenta de la Asociación “Mujeres Jóvenes de la Región de Murcia: 8 de marzo”, con su actividad en las redes sociales. En ellas no calla y cuestiona todo lo cuestionable, así se ha hecho un nombre dentro del  mundo ciberfeminista. Este sábado presentará en Cafetería Ítaca (Murcia) el que es su primer libro “Suicida (no profesional) busca puente” en el que reflexiona sobre la deconstrucción de género y los valores impuestos como “normales”, de amor, desamor, de sexualidad y de las relaciones con el cuerpo, ya sea propio o ajeno.

Primera pregunta de rigor, ¿a quién estamos entrevistando, a Loola Pérez o a Doctora Glas?

A Loola. Doctora Glas es el pseudónimo con el que escribo, es un alter ego. Me permite ser políticamente incorrecta y transitar otras formas de expresión en redes sociales. Podríamos decir que Doctora Glas es mi marioneta y las marionetas sirven para contar historias, protestar o hacer crítica social. Vamos, a menos que se pretenda criminalizar la libertad de expresión, las marionetas son inofensivas. Es obvio que Doctora Glas es provocadora, es una de las características del personaje, especialmente por los tabúes sobre sexualidad que toca. Todavía existen muchas personas que razonan como si fuera la Edad Media y creen que las restricciones legales a la libertad de expresión reflejan la buena salud de Papá Estado.

Tienes más de 8.000 seguidores en Twitter que leen tus ideas en tiempo real expresadas en tan solo 140 caracteres, ¿por qué el salto al libro?

Bueno, la novela no se ha gestado bajo el influjo de las redes sociales. Siempre me ha gustado escribir, me ayuda a ordenar mis propias contradicciones. En Twitter escribo como una bala, en cambio, la novela ha tenido una temporalización más serena y profunda.

El libro puede leerse de tres maneras diferentes, bien siguiendo el orden de los capítulos, bien  leyendo solo las notas al margen o bien dando saltos entre capítulos y notas... ¿por qué este formato a lo Cortázar?

Permite a las personas que lo lean reapropiarse de la historia y acompañar a su protagonista hasta sus últimas consecuencias.

¿Tenemos que leer el libro tres veces para entender para entender la historia?

¡Para nada! Puede resultar complejo e incluso, según la moralidad de la persona que lo lea o su grado de empatía, revulsivo. Pero la historia, independientemente de las tres modalidades de lectura que ofrece, es bastante asequible y cercana. Al fin y al cabo habla de emociones humanas. El suicidio es solo un recurso para escavar en el huracán emocional que sacude a S.N.P., la protagonista.

Suicida (no profesional) busca puente... ¿por qué este título?

El matiz “no profesional” entre paréntesis apela a la continua exigencia de actualización profesional a la que muchas personas jóvenes nos enfrentamos en el mundo laboral. La precariedad nos ha convertido en lobos en muchos sectores. También las exigencias de las empresas nos han llevado a una pérdida de confianza y de autoestima sobre nuestras capacidades y formación. Después de la universidad, muchas nos preguntamos, ¿cuántos masters, cursos y manejo de idiomas son suficientes para que te valoren, para que no te desechen?

Mucha gente escribe con el fin de ordenarse a sí mismas y encontrarse, ¿podemos decir que es un libro autobiográfico?

Hay detalles autobiográficos en la novela y todos los personajes que aparecen están inspirados en personas de mi entorno. Pero no podemos perder de vista que se trata de literatura y que la obra está plagada de momentos propios del realismo mágico.

Doctora Glas

La Doctora Glas en redes discute bastante sobre feminismo, ¿qué significa para ti ser feminista?

En un mundo donde a las mujeres se nos educa para ser complacientes y para que se sientan culpables, el feminismo me ha permitido construir la mujer que quiero ser y no lo que se espera de mí. No ha sido un camino que he hecho sola, no puedo entenderme como feminista de espaldas a mis compañeras, al movimiento feminista. Ellas han sido una inspiración, tanto las feministas más teóricas como las compañeras con las que hago feminismo desde las redes asociativas, tienen una influencia en mi proceso de empoderamiento y autoconocimiento.

¿Está el feminismo presente en el libro?

¡Obvio! Aparece a propósito de cuestiones como el amor romántico, las relaciones no-monógamas, la feminidad tradicional o el control del cuerpo femenino. También hay momentos donde se invita a la autocrítica. No podemos convertir el feminismo en un dogma, reducirlo a un panfleto o a un ideal de feminista. Tenemos que tener siempre presente que el feminismo es abierto, flexible, inclusivo y un movimiento que emana de la crítica social, del cuestionamiento del poder y la violencia patriarcal. Tampoco podemos olvidar que el feminismo no puede entenderse sin su rechazo a la represión. Promover la censura, imponer pautas de conducta adecuada para “considerar” a otra mujer como feminista, criminalizar la sexualidad masculina y la sexualidad no normativa o solo conceder a los hombres el calificativo de “aliado feminista” en lugar de hombres feministas, es cavar nuestra propia tumba.

Nacho Vigalondo asegura que una de las cosas que más le ha sorprendido es haber visto la palabra amor varias veces repetida, ¿amor por los demás, amor romántico, amor por los cuerpos, amor a una misma?, ¿qué tipo de amor vamos a encontrar en “Suicida (no profesional) busca puente?

La novela comienza con una ruptura, aparentemente meditada, pacífica, lo que podríamos llamar de “buen rollo”. ¿Ves? Esa ruptura sí que ha existido en mi vida real (risas). A veces te das cuenta de que por mucho que ames a alguien y ese alguien te ame a ti, vuestros estilos de vida son escasamente compatibles y eso, es doloroso… S.N.P. está terriblemente jodida y lo hace como mejor puede.

En el libro hablas de no-monogamia, ¿son todavía este tipo de relaciones un tabú en nuestra sociedad?

Sí y además, existen pocos referentes que basen esa no monogamia en la igualdad de relaciones entre los géneros/sexos. Para mí la no-monogamia es una opción para vivir mis relaciones personales y sexuales, hace que no me sienta enjaulada. Mi sexualidad y mi afectividad no son una ofrenda que entrego a una persona, sino que son partes de mí que yo decido compartir con diferentes personas.

¿Te quitarán el “carné de feminista” por este libro?

Sí, seguramente (risas). Pero no me preocupa. Disentir con algunas cuestiones del feminismo hegemónico no me convierte en antifeminista. Me identifico con feminis pro-sex y considero el trabajo sexual, trabajo. Eso siempre hiere las sensibilidades abolicionistas y también a algún sector de la izquierda que todavía cree que el sexo es sagrado. La sexualidad no normativa, por ejemplo, prostitución o BDSM, todavía señalada desde el pánico moral.

¿Por qué deberíamos comprar “Suicida (no profesional) busca puente?

Porque a un mismo tiempo es sensible, provocador, honesto y trasgresor. Creo que tenemos mucho que aprender de personajes que desafían los tradicionales modelos de feminidad. Las mujeres no somos copias y S.N.P. proyecta una personalidad única entre conflictos cotidianos…

¿Y dónde podemos comprarlo?

De momento, se puede comprar mi novela Suicida (no profesional) busca puente en la web de https://tienda.luhueditorial.com/, pidiéndola en vuestras librerías o este próximo sábado, durante la presentación en la cafetería Ítaca de Murcia.

 

 

 

 

 

 

Añadir nuevo comentario