ir a la portada de ELPajarito.es

La familia del joven agredido por un portero afirma que “ha sido un acto criminal; querían matarlo”

A Andrés le han bajado la sedación y ha abierto los ojos, pero se ha puesto nervioso y le han subido la sedación otra vez para que no le afecte a las lesiones en la cabeza
Andrés Martínez, junto a su novia Zaira

El joven de Alcantarilla Andrés Martínez, brutalmente agredido este domingo por el portero de un pub en la Plaza de Santa Isabel de Murcia, está estable dentro de la gravedad en la UCI del hospital Virgen de la Arrixaca. Así lo explicó ayer un tío del joven de 28 años y portavoz de la familia, Fulgencio Belmonte, nada más conocer el último parte médico. Andrés seguía ayer en coma inducido aunque le han bajado un poco la sedación y mueve ligeramente pies y manos. A Andrés le han bajado la sedación y ha abierto los ojos, pero se ha puesto nervioso y le han subido la sedación otra vez para que no le afecte a las lesiones en la cabeza

 

Andrés presenta una grave fractura de cráneo a raíz de un único puñetazo que le propinó el portero de un local de copas del centro de la capital (Luminata Bar) que iba con otros dos porteros del pub 609, donde el joven agredido había estado poco antes con unos amigos. Un golpe brutal y certero que quedó reflejado en el vídeo grabado por una testigo con un teléfono móvil y que ha conmocionó al país.

Fulgencio Belmonte asegura que lo único que quieren es que se haga justicia y señala que sus abogados ya han puesto denuncia contra los presuntos agresores y el local de copas en el que éstos trabajaban. Afirmó a la cadena Ser que lo que ha sufrido su sobrino “es un acto criminal y no una agresión. Querían matarlo”.

"Está estable. Con el paso de las horas, las contusiones tienden a crecer. Pero de momento no ha habido necesidad de intervenir quirúrgicamente". Así explicaba Virginia Martínez, hermana de Andrés Martínez, la última hora del estado en que se encuentra el joven.

El chico se encuentra "en coma inducido, con respiración asistida, para que el cerebro se mantenga con la menor actividad posible", detallaba su hermana a La Opinión a las puertas del hospital.

La joven mostró su indignación con la actitud de los porteros responsables de la agresión, los cuales el domingo "habían tenido su comida de empresa", de aquí que estuviesen todos juntos, pese a trabajar en bares distintos. "Eso es un asesino a sueldo", dijo Virginia del presunto autor material del golpe.

José, el presidente de Radio Taxi en Alcantarilla, explicó que Andrés llevaba siete años trabajando con ellos como taxista, y lo define como una persona muy tranquila.

En libertad uno de los tres detenidos

La Policía Nacional puso ayer en libertad a uno de los tres detenidos por participar en esta brutal agresión. Se trata de un español de 40 años que aparece en el vídeo en el que se ve cómo una persona, acompañada de otras, da un puñetazo a un joven hasta dejarlo tendido en el suelo. A continuación se ve cómo se marchan sin prestar atención al joven que yace en el suelo.

Los otros dos detenidos (uno de ellos el autor material del puñetazo) permanecían ayer martes en dependencias policiales y previsiblemente pasen este miércoles a disposición judicial, en el Juzgado de Instrucción Nº 9, que es el que toca de guardia. Agentes de la Policía Local de Murcia detuvieron en la tarde del domingo a tres hombres, uno argelino de 41 años, otro español de 28 años y el tercero búlgaro, de 40 años, que es quien le propinó el brutal puñetazo a Andrés.

Los dueños de 609 afirman que colaboran con la Policía

El Grupo Temporáneo asegura que ha iniciado los trámites para despedir a todos los trabajadores que aparecen en el vídeo de la agresión, incluso los que no han sido detenidos.

El grupo empresarial que gestiona el pub 609 insiste en que el presunto agresor no estaba trabajando esa noche para ellos, sino que estaba de fiesta y actuó de forma individual.

En declaraciones a la Ser, responsables del Grupo Temporáneo han insistido en que su principal preocupación ahora es que el joven agredido en Santa Isabel se recupere cuanto antes y muestra su rechazo a estos hechos.

Aunque la Policía ha detenido a tres de los trabajadores del grupo por su presunta implicación en esta agresión, el grupo empresarial ha tomado medidas contra los cuatro trabajadores del grupo que aparecen en el vídeo. Se trata del presunto agresor, portero del Luminata bar, que en esos momentos estaba de fiesta con otro compañero de ese local, y dos porteros del 609, en el que el joven agredido había estado esa noche.

La empresa insiste en que el presunto agresor no estaba trabajando para ellos en el momento de los hechos, y señala también que no entienden qué hacían en la plaza de Santa Isabel dos responsables de seguridad que debían estar controlando el acceso en el 609.

Desde Temporáneo aseguran que una de las normas de la empresa es que los trabajadores nunca entren en conflicto con los clientes e insisten en que cumplen al 100% con la normativa local.

La empresa también señala que desde el primer momento ha colaborado con la Policía "para aclarar todas las cuestiones necesarias, empezando por la identificación del agresor, que en ese momento no se encontraba en su horario laboral”.

Cinco años sin aplicar la ley que regula la actividad de los porteros

El proyecto de ley que iba a regular la actividad de los porteros de locales públicos en la Región se anunció en el otoño de 2010, pero seis años después aún no es una realidad. La norma contempla que ningún guarda pueda colocarse en la puerta de un local sin haber demostrado antes su aptitud psicológica y sin haber superado otra serie de pruebas para obtener una acreditación. Unos requisitos que no se están exigiendo a estos profesionales.

El Gobierno regional admitió que la ley “tiene un desarrollo normativo incompleto”, pero anunció que “se retomará con la puesta en marcha de una ley regional de espectáculos públicos”.

Los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Murcia están estudiando personarse como acusación particular en el caso. La portavoz del Ejecutivo, Noelia Arroyo, señala que el personal responsable del control en espacios públicos deberá cumplir determinados requisitos de idoneidad y profesionalidad, y superar una prueba que lo habilite.

El Ayuntamiento de Alcantarilla, localidad en la que vive la víctima, también ha enviado un comunicado a los medios en el que expresa su rechazo a este tipo de actos y muestra su solidaridad con la familia Andrés.

Añadir nuevo comentario