ir a la portada de ELPajarito.es

Fallece la chica con discapacidad a la que retiraron la pensión y obligaron a devolver dinero

Miriam Pérez, de 29 años, falleció el lunes en el Hospital de Santa Lucía de Cartagena por un fallo multiorgánico a causa de una deficiencia respiratoria
Miriam Pérez García

Miriam Pérez García, la chica cartagenera de 29 años con un 91% de discapacidad a la que retiraron la pensión, falleció el lunes en el Hospital de Santa Lucía de Cartagena por un fallo multiorgánico a causa de una deficiencia respiratoria.

El Instituto Murciano de Acción Social (IMAS), dependiente de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Región de Murcia, decidió retirar la pensión no contributiva a Miriam Pérez y resolvió que debía devolver 11.798,75 euros en el plazo de un mes, al considerar el IMAS que fueron “percibidos indebidamente” durante el periodo comprendido entre el 1 de enero de 2016 y el 31 de octubre de 2017.

La decisión del IMAS se debe a que en 2016 la familia de Miriam superó la horquilla máxima de ingresos anuales marcado por el Instituto en 500 euros.  

En concreto, en su resolución el IMAS afirma que “los ingresos de la Unidad Económica de Convivencia de 40.515,95 euros/año 2016, son superiores al límite de acumulación de recursos establecido en 39.917,15 euros/año 2016, 40.025,65 euros/año 2017 para una Unidad Económica de Convivencia integrada por la beneficiaria, su madre, su padre y su hermano”.

 

Radio Cartagena Ser ha podido hablar con el padre de Miriam, Asensio Pérez, quien afirma que a pesar de la desgracia de haber perdido a su hija, va a seguir con su lucha presentando un recurso a la Comunidad Autónoma porque considera abusiva la cantidad a devolver al IMAS.

Un error médico le provocó a Miriam al nacer una parálisis cerebral que la dejó con una discapacidad del 91%. Desde hace 15 años, ha cobrado una pensión no contributiva, que ha permitido a su familia costear servicios de fisioterapia, además del pago de medicinas preventivas que no cubre la Seguridad Social. 

El padre de Miriam explicó a eldiario.es. que la decisión tomada desde la institución pública se debe a que en 2016 su familia superó la horquilla máxima de ingresos anuales marcado por el IMAS en 500 euros.  Ese año, el padre recibió una paga extra de funcionario que se le debía del 2012 y de la que no tuvo notificación. A este ingreso extra se le sumó el que provenía del trabajo de su otra hija, "cuyo sueldo va variando y no llega a 2.600 euros anuales". 

 

Añadir nuevo comentario