ir a la portada de ELPajarito.es

El encargado de una empresa se enfrenta a tres años de cárcel por explotar a sus trabajadores

A raíz de la actuación de la Inspección de Trabajo, que intervino para investigar el presunto trato vejatorio del encargado y sus supuestos abusos, el dueño de la empresa lo cesó en el puesto
Un trabajador recolecta limones

El fiscal ha pedido tres años de cárcel y multa de 1.800 euros para B. H., un hombre que ha sido convocado por la Audiencia Provincial de Murcia para este viernes por si reconoce que vulneró los derechos de los trabajadores que tenía a su cargo y que, además, al verse descubierto, amenazó, presuntamente, al dueño de la empresa.

Las conclusiones provisionales de la fiscalía, a las que ha tenido acceso Efe, solicitan también para el denunciado, natural de Argelia, una multa de 360 euros por las amenazas que vertió sobre el propietario de la empresa cuando este, tras una Inspección de Trabajo, decidió apartarle del puesto.

Señala el relato que hace el ministerio público que el acusado trabajaba como encargado de la empresa C., S.L., con sede en la pedanía murciana de Los Ramos y que dentro de esa función llamaba a empleados para la recogida de cítricos.

Y añade que exigía a los mismos seis euros por el traslado a las fincas donde se iba a realizar la recogida y que lo hacía en furgonetas de la empresa.

Además, siempre según la acusación estatal, distrajo cajas que habían recogido los trabajadores para atribuírselas a su esposa y a otros once trabajadores, de manera que estos habrían recibido en un mes 6.775 euros que corresponderían a quienes realmente habrían hecho la recogida.

El escrito de acusación añade que a raíz de la actuación de la Inspección de Trabajo, que intervino para investigar el presunto trato vejatorio del encargado y sus supuestos abusos, el dueño de la empresa lo cesó en el puesto, por lo que recibió amenazas de muerte.

B.H ha sido convocado por el tribunal de la Audiencia por si reconoce los hechos y se conforma con cumplir la pena que puedan acordar el fiscal y su defensa, lo que evitaría la celebración del juicio.

Añadir nuevo comentario