ir a la portada de ELPajarito.es

Los economistas creen que la corrupción amenaza en Murcia la salida de la crisis

Pedro Antonio Sánchez, Consejero de Educación de la Región en la puerta de los juzgados. (Foto: Carlos Trenor)

La confianza de los economistas murcianos en la situación regional sigue mejorando, aunque consideran una amenaza para ésta las “informaciones sobre corrupción y tratos de favor”. Los casos de corrupción preocupan cada vez más a los economistas de la Región, pues creen que fomenta el fraude y la subida de impuestos. Así lo revela el Barómetro de su Colegio Oficial relativo del mes de enero, en el que reflejan una percepción tanto de su situación personal, como de la economía regional y de las perspectivas de ésta.

Así, en cuanto a su situación personal, un 27,9% los encuestados manifiesta estar mejor, un 51,7% declara encontrarse igual y un 20,4% opta por la respuesta peor que un año antes. En relación con los resultados del anterior barómetro (junio 2014) se observa que aumenta en cerca de 10 puntos el porcentaje de los que declaran haber mejorado en el último año, mientras que desciende en casi 9 los que declaran haber empeorado. Se confirma, pues, la tendencia de fondo que se viene registrando dese la edición de diciembre de 2012, según la cual paulatinamente se viene reduciendo el peso de los que responden “peor que un año antes”, y aumenta el de la respuesta “mejor que un año antes”.

Centrando la atención en los distintos colectivos colegiales, para los tres grupos significativos la respuesta mayoritaria ha sido la de encontrarse “igual que un año antes”, siendo no inferior en todos los casos al 50% de respuestas. Para el colectivo de empresarios y de asalariados del sector privado, por primera vez en los últimos cuatro años el peso de los que manifiestan haber mejorado en el último año supera al de los que declaran haber empeorado.

Estancamiento

En relación con la situación de la economía regional respecto a un año atrás, la opción mayoritariamente señalada ha sido que la situación económica regional sigue igual (un 58,5%), seguida de la opción indicativa de que tal situación ha mejorado (un 26,5%). Por último, un 15% percibe un deterioro en este ámbito.

En relación con la anterior convocatoria (junio 2014) la proporción de los que han respondido “mejor que un año antes” ha aumentado en algo más de ocho puntos. Estos ocho puntos proceden mayoritaria-mente de la respuesta “peor que un año antes”, la cual, como novedad, pasa a ser la respuesta minoritaria. Por lo tanto, se refuerza la tendencia de un descenso en la proporción de los que perciben un empeoramiento en la situación económica regional, y de un aumento paralelo del peso de la respuesta “mejor que un año antes”, si bien muy por detrás, en ambos casos, de la respuesta predominante que es “igual que un año antes”.

La situación actual de la economía regional ha sido valorada, en promedio, con 3,86 puntos sobre 10 que es cerca de 0,3 puntos superior a la valoración de la pasada edición. La puntuación para la economía española ha sido un 4,54 lo que supone 0,28 puntos por encima de la de junio de 2014.

Por lo tanto, en relación al anterior número del barómetro, los economistas perciben mejoría en la situación económica, tanto a escala regional como nacional. De nuevo, se observa que la puntuación de la economía nacional se sitúa por encima de la regional. Se consolida la tendencia creciente de las puntuaciones desde la edición de junio de 2012 en la que alcanzaron los valores mínimos de toda la serie.

Igualmente sucede con la situación económica prevista para dentro de seis meses, para la que la puntuación correspondiente a la Región de Murcia es un 4,36, por un 5,11 para la de España. Comparando con la valoración de la situación actual (expuesta en el punto anterior), las puntuaciones para dentro de seis meses son, respectivamente, 0,50 y 0,57 puntos más elevadas. Es decir, se espera que la situación económica a corto plazo evoluciones favorablemente, con mayor intensidad a escala nacional.

Fortalezas y debilidades

En referencia a las fortalezas de la economía regional hay una fortaleza que destaca claramente por encima del resto y que ha sido señalada por el 69,1% de los colegiados, que es la existencia de unas “condiciones naturales de gran potencial para el desarrollo del sector agroalimentario, el turismo residencial y las energías renovables”. Por detrás se sitúa en segundo lugar, a poco más de 26 puntos de distancia, con un 42,8%, la fortaleza “consolidación de un entramado de relaciones económicas entre las actividades turísticas, agro-alimentarias, comerciales y logísticas”. Y en tercer lugar se sitúa, con un 39,5%, la fortaleza “creciente grado de innovación, técnica y gerencial, en la agricultura e industria agroalimentaria”. En esta edición, las fortalezas con un menor apoyo han sido “elevado crecimiento económico y creación de empleo” y “adecuada planificación y programación relacionadas con el medio natural que permiten mantener un elevado nivel de conservación”, que fueron señaladas solamente por el 0,7% de entrevistados en ambos casos.

En cuanto a las debilidades de la economía regional, las tres en las que los encuestados inciden mayoritariamente en esta ocasión han sido el “paro”, que la marcó el 61,8% de entrevistados; “informaciones sobre corrupción y trato de favor”, que escala hasta la segunda posición al ser señalada por el 50%; y el “gasto en I+D+i por parte de las empresas”, marcada por el 43,4% de la muestra. Respecto a la debilidad relacionada con la corrupción resulta destacable señalar que el peso que representa en el total de las respuestas prácticamente se ha triplicado en los últimos tres años, pues mientras que en la edición de enero de 2012 dicho porcentaje fue del 17,3%, en esta edición ha alcanzado el 50%.

Añadir nuevo comentario