ir a la portada de ELPajarito.es

Los discapacitados intelectuales murcianos reclaman poder ejercer su derecho a votar

Las asociaciones de Plena Inclusión reivindican un cambio en la Ley Electoral para ejercer su derecho como el resto de ciudadanos y los apoyos para hacerlo en igualdad de condiciones

Dos murcianas con discapacidad intelectual y del desarrollo de las asociaciones de Plena inclusión Región de Murcia han reivindicado públicamente en nombre del colectivo un cambio en la Ley Electoral que les permita votar. Así, estas mujeres solicitan que se garantice su derecho y que se pongan los medios para que puedan ejercerlo en igualdad de condiciones: con accesibilidad en la información y apoyos para la participación. 

Y es que las protagonistas de esta reivindicación, Cristina Munuera, de Astrapace, y Romina Cerezo, de Ceom, se preguntan  por qué se les trata “como ciudadanos de segunda”. En concreto, Cristina puede votar y lo hace desde la mayoría de edad, mientras que Romina se ha visto incapacitada. Por ello, cuestionan que se le negara el voto a una compañera gallega con discapacidad en el Tribunal Constitucional “ cuando a ningún ciudadano se le examina para votar. Muchas personas tampoco saben esas cosas y pueden votar”. En diciembre, este tribunal rechazó el recurso de amparo de la Fiscalía General del Estado que solicitaba la restitución del derecho al voto de esta ciudadana.

“Asimismo, estas murcianas aseguran que "son los partidos y el Gobierno los que deben apoyarnos para que entendamos cosas como esas, pero es más fácil echarnos la culpa a nosotros”. Además de cambiar la Ley Electoral, estas mujeres exigen que "la información sea accesible", mediante técnicas como la Lectura Fácil, por ejemplo, y que "hagan más comprensibles los entornos y los procesos desde el espacio del colegio electoral a las formas de participar en los partidos". 

Desde las asociaciones que conforman Plena Inclusión aseguran "venir reclamando este derecho desde hace años, en cumplimiento del artículo 29 de la Convención de la ONU sobre Derechos de las personas con discapacidad, a la participación política y pública". Desde 2011,Plena Inclusión dispone de la campaña “Mi Voto Cuenta” cuyo objetivo es "concienciar a las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y sus familias, los políticos, poderes públicos y sociedad en general, de la importancia de salvaguardar el derecho al voto y el acceso a la información y el proceso electoral en igualdad de condiciones para todos los ciudadanos y ciudadanas".

Como ella, casi 100.000 personas no pueden ejercer su derecho por tener una sentencia de modificación legal de su capacidad. Además, hay otras muchas que pueden hacerlo legalmente, pero que no tienen acceso a la información y al proceso electoral en igualdad de condiciones que el resto.