ir a la portada de ELPajarito.es

Detenidos los padres de un bebé ingresado en la UCI que podría quedar ciego por presuntos malos tratos

Los progenitores de la pequeña, que sufre el conocido como 'síndrome del niño zarandeado' y que presenta lesiones neurológicas graves, han quedado en libertad con cargos tras prestar declaración ante la Policía
Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia

La Policía Nacional ha detenido en la mañana de hoy martes a los padres de la bebé que ingresó la pasada semana en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia por un presunto caso de malos tratos.

Un Juzgado de Murcia y la Policía investigan si la niña de seis meses de edad, que lleva desde el 1 de enero ingresada en el hospital, ha sido víctima de malos tratos por parte de sus padres. La pequeña tiene lesiones neurológicas y podría quedar ciega por el 'síndrome del niño zarandeado'. Los médicos sospecharon que sufría malos tratos.

Según confirmaron fuentes del Cuerpo, los médicos alertaron a la Policía al constatar que la pequeña, de seis meses, sufría el conocido como 'síndrome del niño zarandeado' y que presentaba algunas lesiones graves.

Tras prestar declaración ante los investigadores del Grupo de Menores (Grume), los padres, vecinos de Totana, quedaron en libertad con cargos y fueron advertidos de que serán reclamados por un juez para aclarar los hechos.

Varios médicos de la Arrixaca fueron llamados hace unos días a declarar en relación a este caso en las dependencias de la Jefatura Central, en la Comisaría de Murcia. En concreto, prestaron declaración el pediatra que estaba de guardia y dos oftalmólogos.

El 'síndrome del bebé zarandeado' consiste en un cuadro que presenta el menor después de haber sido sacudido. Puede sufrir lesiones en la parte posterior de la cabeza que pueden ocasionarle daños en el aparato motor o visual, ya que ésta queda libre.

El ‘síndrome del niño zarandeado’ presenta, según detallan los expertos, hematoma subdural, hemorragia retinal y edema cerebral. Uno de los facultativos precisó, tras practicar un reconocimiento a la pequeña, que la paciente sufría daños neurológicos. Asimismo, detalló que existe riesgo de que la niña se quede ciega como consecuencia de estas lesiones.

Los padres de la menor son sudamericanos, residen en un municipio de la Región y no tienen más hijos. Fueron ellos quienes la llevaron al hospital. Alegaron que la pequeña tenía fiebre y que no se encontraba muy bien, según dijeron a los médicos que les atendieron en Urgencias.

Comentarios

Enviado por Javier Marco el

Me pregunto que valor añade a la noticia mencionar que los presuntos maltratadores sean suramericanos...como si son de las Batuecas...!

Añadir nuevo comentario