ir a la portada de ELPajarito.es

El delegado del Gobierno prohíbe una protesta de Falange contra el cambio de nombre del colegio ‘José Antonio’

Las asociaciones de Memoria Histórica denuncian una “reacción furibunda de intimidación dirigida a familias de alumnos del centro, vecindario del pueblo y corporación municipal”
Pegada de octavillas de Falange contra el cambio de nombre del colegio

Falange Española no podrá celebrar la protesta que había convocado para el próximo domingo, 2 de julio, en la localidad murciana de Fuente Álamo para oponerse al cambio de nombre del colegio ‘José Antonio’, denominado así en honor al fundador falangista Primo de Rivera. La Delegación del Gobierno en Murcia decidió ayer miércoles no autorizar dicha concentración de extrema derecha.

Al tener conocimiento de la convocatoria de la manifestación de Falange, la federación de asociaciones de Memoria Histórica de la Región de Murcia presentó un escrito al delegado del Gobierno, Antonio Sánchez-Solís, en el que solicitaba que no permitiera la protesta “por tener un contenido claro de incitación al odio, tipificado en el Código Penal”.

La federación recibió ayer mismo una contestación de la Delegación del Gobierno informándole de que “se le ha notificado al convocante que la comunicación presentada incumple lo establecido en el artículo 8 de la Ley Orgánica 9/1983, Reguladora del Derecho de Reunión, resultando por tanto inviable su realización”. Este artículo indica que para autorizar un acto de este tipo hay presentar una comunicación por escrito con una antelación de diez días naturales como mínimo, algo que no se ha cumplido.

La federación de asociaciones de Memoria Histórica de la Región también pide en su escrito al delegado del Gobierno que “ponga todos los medios a su alcance para frenar los métodos coactivos que la localidad de Fuente Álamo está sufriendo y de manera particular su alcalde, por parte de este grupo extremista”. Y exige sanciones a “quienes pretendan incumplir la ley y a quienes presionan para no cumplirla”.

La federación recuerda que el Consejo Escolar del colegio ‘José Antonio’ decidió cambiar su denominación en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. Esta decisión se pretende llevar a un próximo pleno del Ayuntamiento para su aprobación.

Campaña de intimidación de Falange

“A raíz de la decisión del Consejo Escolar del cambio de nombre del centro se está produciendo, por parte de Falange Española, una reacción furibunda de intimidación dirigida a familias de alumnos del centro, vecindario del pueblo y corporación municipal. El alcalde de Fuente Álamo está sufriendo una campaña de acoso contra su persona en redes sociales que se mueven en torno a círculos violentos de extrema derecha”, señala la federación.

Además, explica que se han producido recientemente pegadas de octavillas de Falange Española con frases como “sólo el odio de quienes tras haberle asesinado hace más de 80 años quieren volver a asesinarlo simbólicamente, borrando su recuerdo, puede justificar el retirar su nombre del colegio”. En el blog de Falange Murcia también aparecen frases de este tipo: “las consecuencias pueden convertir la convivencia entre ciudadanos en difícil, y producirse reacciones airadas, comprensibles…”, que, según la federación, “son claramente amenazas calificadas como delito de odio en el artículo 510 del Código Penal”.

Las asociaciones también indicaban al delegado del Gobierno que “toda esta campaña nace de una clara intencionalidad de vulnerar la Ley de Memoria Histórica, democráticamente promulgada y, por tanto, de obligado cumplimiento. La concentración convocada no puede tener otra intencionalidad que la de continuar con el amedrentamiento hacia la población, el Consejo Escolar, la corporación municipal y el propio alcalde de la localidad”.