ir a la portada de ELPajarito.es

El cura Joaquín: “El Papa demuestra que la Iglesia debe estar siempre junto a los pobres”

Foto del Encuentro de Movimientos Populares con el Papa Francisco.

“El Papa Francisco no ha defraudado a nadie y ha vuelto a expresar su convicción de que la lucha que venimos desarrollando desde hace años a favor de las víctimas de la estafa económica es justa e imprescindible, así como que la Iglesia siempre debe de estar junto a los pobres porque el futuro de la humanidad está en manos de los pueblos”.

Éstas son algunas de las conclusiones del cura Joaquín Sánchez tras participar junto a José Antonio Vives, activista como él en la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), en el II Encuentro Mundial de Movimientos Populares (EMMP), celebrado la semana pasada en Bolivia y clausurado por el Papa Francisco.

Joaquín Sánchez destacó las palabras del Papa dirigidas a los participantes del EMMP, en las que Su Santidad afirmó que “la Iglesia no puede ni debe ser ajena a este proceso en el anuncio del Evangelio. Muchos sacerdotes y agentes pastorales cumplen una enorme tarea acompañando y promoviendo a los excluidos en todo el mundo, junto a cooperativas, impulsando emprendimientos, construyendo viviendas, trabajando en los campos de salud, deporte y educación. Estoy convencido que la colaboración respetuosa con los movimientos populares puede potenciar estos esfuerzos y fortalecer los procesos de cambio”.

Asimismo, el Santo Padre indicó que “el futuro de la humanidad no está únicamente en manos de los grandes dirigentes, las grandes potencias y las élites. Está fundamentalmente en manos de los pueblos; en su capacidad de organizar y también en sus manos que riegan con humildad y convicción este proceso de cambio. Los acompaño. Y cada uno digamos juntos desde el corazón: ninguna familia sin vivienda, ningún campesino sin tierra, ningún trabajador sin derechos, ningún pueblo sin soberanía, ninguna persona sin dignidad, ningún niño sin infancia, ningún joven sin posibilidades, ningún anciano sin una venerable vejez”.

Tanto Joaquín Sánchez como José Antonio Vives destacaron las últimas palabras del Pontífice dirigidas a los participantes del EMMP, en las que les animó “a seguir con su lucha y, por favor, cuiden mucho a la Madre Tierra. Rezo por ustedes, rezo con ustedes y quiero pedirle a nuestro Padre Dios que los acompañe y los bendiga, que los colme de su amor y los defienda en el camino dándoles abundantemente esa fuerza que nos mantiene en pie: esa fuerza es la esperanza, la que no defrauda”.