Domingo, 24 Septiembre, 2017 - 15:59
ir a la portada de ELPajarito.es

Costas se baja del burro y renuncia a su “chapuza” de regeneración de las playas en el Mar Menor

El Ministerio de Medio Ambiente no continuará extrayendo arena de Marchamalo y opta ahora por sacar sedimentos de las propias zonas de baño para no alterar el ecosistema
Extracción de arena con maquinaria pesada en Marchamalo

La Demarcación de Costas del Estado en la Región de Murcia, que pertenece al Ministerio de Medio Ambiente, se ha bajado del burro y ha renunciado a completar su proyecto de dragado de la Gola de Marchamalo para rellenar con arena de este canal de La Manga varias playas del Mar Menor de cara a la temporada turística de la Semana Santa. De esta forma, Costas da marcha atrás en este polémico proyecto de regeneración de las playas del Mar Menor afectadas por los temporales de este inverno, y cambia de estrategia: sacar arena de las propias zonas de baño para no alterar el ecosistema.

Organizaciones ecologistas y vecinales solicitaron hace unos días la paralización de este proyecto de regeneración, que calificaron de “chapuza”, ante el resultado de las analíticas de las arenas extraídas en Marchamalo y El Estacio, que revela “el carácter no apto para el uso de esos sedimentos por exceso de metales pesados, y en alguno de los puntos por contaminación microbiana”. La Plataforma Pacto por el Mar Menor, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Cartagena y Comarca, ANSE y Ecologistas en Acción también recordaron en un comunicado que el Comité Científico mostró en su informe de febrero 2017 su rechazo a los dragados y regeneraciones de playas en las riberas del Mar Menor con maquinaria pesada. 

Al final, Costas ha cedido ante el criterio de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma, que ha cambiado de opinión en solo ocho días y que ahora no ve conveniente aportar arenas nuevas extraídas de Marchamalo a las playas porque, ante el aumento de temperaturas, se podría ocasionar turbidez y otros problemas.

En la decisión de Costas ha pesado también la investigación abierta por la Fiscalía de Urbanismo y Medio Ambiente de la Región, ante las dudas sobre la contaminación por metales pesados de los sedimentos extraídos con máquinas pesadas del canal de Marchamalo.

La decisión de rectificar el proyecto de recuperación de las playas de Los Alcázares, Cartagena, San Javier y San Pedro del Pinatar fue adoptada durante una reunión, el viernes, entre representantes de administraciones central y autonómica, según publica La Verdad.

La alternativa acordada fue dar prioridad a las playas de núcleos urbanos, donde se emplearán tractores para remontar las arenas sumergidas desde la orilla de la playa hasta 50 metros mar adentro, y traer también material del litoral de Torrevieja (Alicante) y de una cantera de Sucina, según dicho diario. Para llegar a tiempo a las vacaciones de mediados de abril, en las que se esperan miles de turistas en las playas de la Región de Murcia, las empresas contratadas por Costas, que invierte en estas obras varios millones de euros, se trabajará incluso de noche.

Seguir el criterio de los especialistas

El jefe de la Demarcación de Costas, Andrés Martínez, explicó a La Verdad que si bien los análisis recabados por las empresas contratistas descartan cualquier riesgo ambiental y para la salud en las arenas de la Gola de Marchamalo, su departamento acepta seguir el criterio de los especialistas de la Consejería. En concreto, Martínez citó a la Oficina de Impulso Socioeconómico del Medio Ambiente (Oisma) y al portavoz del Comité Científico Asesor del Mar Menor, el catedrático de Ecología de la Universidad de Murcia Ángel Pérez-Ruzafa.

El responsable de Costas añadió que el Ministerio siempre va de la mano de la Consejería porque el Mar Menor tiene unas características que lo hacen especialmente vulnerable y precisó que en las últimas semanas fueron repartidos unos 10.000 metros cúbicos de arenas de Marchamalo cercanas al Mediterráneo y que en los próximos días se llevará a las playas unos 12.000 metros cúbicos amontonados en la zona.

El responsable de la Demarcación admitió que en su decisión también ha pesado el actuar con prudencia ante la investigación abierta por la Fiscalía, aunque insistió en que se ha hecho todo cumpliendo la legalidad.

Martínez-Cachá afirma que las playas estarán listas para Semana Santa

Al término de la reunión, la consejera Adela Martínez-Cachá señaló que las playas del Mar Menor estarán listas y en buenas condiciones para la temporada de Semana Santa. Afirmó que la temperatura del mar ha subido desde los 9 hasta los 15 grados de media y que el nivel de turbidez se ha reducido a la mitad durante el invierno, por lo que la llegada de la primavera aconseja, según los científicos, no hacer más dragados ni entrar con maquinaria pesada en las playas. Según Martínez-Cachá, hay que “extremar el cuidado en estos momentos en el Mar Menor, ya que la temperatura del agua está subiendo y este parámetro repercute directamente en el oxígeno de la columna del agua”. La consejera añadió que “dada la situación ecológica de las aguas y de alguno de sus parámetros fundamentales, todas las actuaciones deberán estar finalizadas a 31 de marzo de 2017”. Y aseguró que “la coordinación entre administraciones está siendo clave para acometer las acciones de recuperación en las playas del Mar Menor”.

En cuanto al estado general del Mar Menor, dijo que "no se trata de lanzar las campanas al vuelo", pero que hay una mejora evidente de la calidad de las aguas. Reiteró que se siguen dando pasos para solucionar problemas como el del vertido de aguas agrícolas con nitratos, mediante la construcción de humedales artificiales o filtros verdes. 

Añadir nuevo comentario