ir a la portada de ELPajarito.es

CGT organiza una charla sobre la remunicipalización de los servicios públicos

CGT Murcia denuncia que la “mercantilización” de los servicios públicos ha conllevado un empeoramiento “serio y grave” de las condiciones de vida de la mayoría de la sociedad

CGT Murcia ha organizado para hoy la charla Remunicipalización de los servicios públicos, donde se abordará temas como el consumo ciudadano, el municipalismo como modelo de sociedad, la política participativa, la economía social, la reforma de la Ley 7/1985, los empleados públicos o el personal laboral.

El acto, que tendrá lugar en el Centro Cultural de Ceutí a las 19.30h, intentará profundizar sobre la privatización de los servicios públicos durante décadas. “No hay ni un solo beneficio para las condiciones de las personas trabajadores en la subcontratación masiva a empresas amigas –explican- llevada a cabo por los ayuntamientos en los últimos años”.

De este modo, CGT afirma que la mercantilización de los servicios públicos, ha conllevado y conlleva un empeoramiento serio y grave de las condiciones de vida de la mayoría de la sociedad, como “negación de la salud universal y gratuita con el incremento de muertes y pérdida de salud; expulsión de miles de jóvenes del sistema educativo por falta de recursos económicos; cientos de miles de personas dependientes, sin ser cuidadas; abandono criminal de quien más lo necesita; o el aumento de la pobreza energética, ciudades sucias y contaminadas”.

Concretamente, estiman que el volumen de los servicios públicos municipales privatizados en España ronda los 17.400 millones de euros, con unas oportunidades de crecimiento de 19.600 millones más. “Hay estudios solventes que indican que estos servicios privatizados tienen un sobrecoste que va del 22% a más del 90%, -denuncian- con encarecimientos medios, según el propio Tribunal de Cuentas del 27% en recogida de basuras, al 71% en limpieza”.

Asimismo, explican que los servicios municipales privatizados son más caros y de “ínfima calidad”, además se van degradando con el tiempo y, al final, “hay que rescatarlos con el dinero de la ciudadanía. Un gran negocio para la clase dirigente, para la gran patronal”.