ir a la portada de ELPajarito.es

Cámara se hace la víctima al verle las orejas a una segunda imputación judicial

El fiscal pide al juez que investigue al alcalde de Murcia por el derribo de la guardería de La Paz y el regidor dice que "no es una casualidad"
Miguel Ángel Cámara, alcalde de Murcia.

Los problemas crecen para el alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, que se hace la víctima ante la posibilidad de que pueda ser imputado en otro caso judicial a petición del fiscal. “Que cada uno haga su lectura, pero no creo en las casualidades”. Así se manifestó ayer Cámara tras ser preguntado por el hecho de que la Fiscalía haya pedido su imputación en el caso del derribo de la guardería de La Paz, en Murcia, caso investigado por el Juzgado de Instrucción Número 1 de Murcia.

Y es que al regidor murciano se le acumulan los problemas en los tribunales, ya que a su imputación en el 'caso Umbra', que trata de esclarecer una presunta trama de corrupción urbanística, podría sumar una nueva investigación. Juan José Martínez Munuera, fiscal responsable del caso de la guardería de La Paz, solicitó el pasado viernes, por escrito, la imputación del alcalde de Murcia, según informan fuentes judiciales.

Este juzgado investiga presuntas irregularidades en el derribo de dicho centro de educación infantil, demolido en 2007, momento en el que se gestaba el plan de rehabilitación del barrio que pretendía acometer el promotor José López Rejas y que finalmente no fue llevado a cabo. En dicha causa ya se encuentra imputado el entonces edil de Urbanismo, Fernando Berberena, que declaró ante el instructor el pasado 15 de enero.

En su defensa, Cámara dijo ayer que “todos los acuerdos que se tomaron por parte del Ayuntamiento están conformados en un expediente, a propuesta de los técnicos municipales, con los informes de los expertos de los diferentes servicios y lo que nosotros hicimos fue tomar las decisiones en base a esos informes”.

Garre: “¿Usted cree que un presidente puede cambiar todos los días de opinión?”

"¿Usted cree que un presidente puede cambiar todos los días de opinión?. Te estoy dando la respuesta". Así reaccionó ayer el presidente de la Comunidad, Alberto Garre, al ser preguntado por enésima ocasión sobre su opinión acerca de que puedan ir imputados en las listas electorales. No es la primera vez que los periodistas formulan esta cuestión al jefe del Ejecutivo regional, pero la diferencia en esta ocasión es que la pregunta fue realizada en presencia del alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, imputado en el 'caso Umbra' de presunta corrupción urbanística y envuelto en nuevos problemas judiciales después de que el fiscal haya pedido formalmente al juez su imputación también en la investigación que se lleva a cabo por el derribo de la guardería del barrio murciano de La Paz.

Garre y Cámara se encontraban juntos, acompañados de la consejera de Sanidad, Catalina Lorenzo, en la inauguración del nuevo centro de salud de Santiago el Mayor. Tras preguntar los informadores al regidor de Murcia sobre la última solicitud del Ministerio Público en relación a la citada escuela infantil, una periodista instó al presidente a que volviera a pronunciarse sobre la inclusión de imputados en las listas como candidatos electorales. La situación incomodó a Garre, quien con gesto serio se limitó a decir: "Usted cree que un presidente puede cambiar todos los días de opinión. Te estoy dando la respuesta". Cámara tuvo que apartarse momentáneamente de los micrófonos para dejar paso a Garre. Un momento tenso que el alcalde intentó disimular con una leve sonrisa.

Ya en el tradicional desayuno informativo que ofreció en Navidad, Garre afirmó con rotundidad que la presencia de imputados en las listas de su partido para las próximas elecciones sería "muy perjudicial" si están imputados en ese momento.

Los grupos de la oposición piden la dimisión del alcalde

La concejal socialista en el Ayuntamiento de Murcia Mar Rosa reiteró ayer que Cámara debe dimitir cuanto antes tras conocerse que el fiscal ha pedido su imputación dentro de las diligencias para esclarecer el derribo de la antigua escuela infantil de La Paz. “Una segunda imputación sería totalmente insostenible para el Ayuntamiento, ya que, a su responsabilidad en el caso Umbra, ahora la Fiscalía le señala en un caso del que el Gobierno municipal se estaba lavando las manos”.

Mar Rosa indica en relación a esta noticia que “ya era hora de que se esclarezca la responsabilidad del derribo de la guardería, porque a tenor de los hechos y de las declaraciones de los responsables del PP que han pasado ante el juez, da la impresión de que se había la escuela infantil se había suicidado ella solita”.

Además, la concejal socialista señala que el PP ha intentado esconder su culpa con maniobras judiciales, pero lo que no pueden esconder es que en 2007 - cuando se produjo el derribo- gobernaban La Glorieta y sólo ellos pueden ordenar su demolición.

La edil del PSOE recuerda que la antigua guardería de La Paz fue premiada dos veces a nivel nacional y que fue construida gracias a la participación ciudadana durante los gobiernos socialistas. “Mientras los socialistas construimos, el PP y Cámara destruyen”, sentencia Rosa.

Asimismo, la concejal socialista insiste en que el tiempo está desmontando el proyecto faraónico de Cámara y López Rejas para La Paz, mientras el barrio está cada vez más degradado y la calidad de vida de los vecinos ha empeorado.

IU-Verdes de Murcia consideró ayer que la petición del fiscal encargado de la escuela infantil La Paz de imputar al alcalde, Miguel Ángel Cámara, “es la única conclusión posible tras el desaguisado monumental que se urdió para llevar a cabo esta actuación absolutamente irregular”.

Para el concejal de la formación de izquierdas en el consistorio murciano José Ignacio Tornel “hay hechos” en este proceso que son “incontestables”, como “la inexistencia de informes que argumenten el traslado y derribo del centro educativo y la celeridad con la que se produjeron los hechos”. “De hecho, es imposible que ningún funcionario público en su sano juicio pudiera rubricar un informe en ese sentido, avalando una ilegalidad manifiesta”, añadió Tornel.

Por otra parte, el edil insisitó en que “no existe una orden escrita asumida por nadie, ni nadie de los llamados a declarar recuerda de donde partió la orden de derribo del edificio ni quien la rubricó, salvo uno de ellos, que señala que la orden vino directamente de Alcaldía”.

Tornel se preguntó “quién podría, con una orden o autorización meramente verbal, dar paso a la destrucción de un bien patrimonial del Ayuntamiento, eludiendo todos los procedimientos legales y formales” y “cómo es posible que el alcalde de Murcia no haya tomado él mismo la iniciativa de investigar los hechos denunciados, de los que es responsable en última instancia”.

Asimismo, el concejal de IU-Verdes recordó que “desde el primer momento Izquierda Unida-Verdes denunció la completa arbitrariedad de los criterios y del procedimiento seguidos en esta actuación, ajenos al sentido de la política como servicio a los trabajadores de esta ciudad”.

“Privar a los vecinos de La Paz de un centro de interés levantado por ellos mismos en su barrio y dificultar aún más a las familias trabajadoras su derecho a la protección y a la educación de sus hijos es el gran mérito del PP y de Miguel Ángel Cámara, y todo bajo las directrices de negocio privado de un empresario cuyo único interés era vaciar el barrio y convertirlo en su mina de oro particular”, concluyó. Por último, Izquierda Unida-Verdes expresó su respeto por el proceso judicial y por las garantías de todos los implicados.

Rubén Juan Serna, candidato de la alcaldía del Ayuntamiento de Murcia y portavoz de Unión Progreso y Democracia en el Consistorio, afirma que si el alcalde, Miguel Ángel Cámara, dice “no creer en las casualidades” ante la posibilidad de ser nuevamente imputado, “lo mismo pueden decir los ciudadanos del primer edil, ya que esta sería su segunda imputación”.

Serna se refierió así a las palabras de Cámara, imputado en el 'caso Umbra' de presunta corrupción urbanística por los convenios urbanísticos de la zona norte y después de que el fiscal haya pedido formalmente su imputación por el derribo de la guardería del barrio de La Paz a menos de cien días para las elecciones municipales.

“Volvemos a reclamar al alcalde Cámara que deje el cargo de forma voluntaria y se defienda fuera de la institución para no mancharla más”.

El portavoz de UPyD Murcia afirma que “incluso estaríamos dispuestos a que, si hubiese concejales responsables dentro de las filas del Partido Popular”, éstos podrían plantear una moción de censura contra el primer edil contando con los votos de Sotomayor y el suyo propio “para retirarle el bastón de mando”.

Por otro lado, la formación magenta insiste en que la separación de poderes “es clave para una democracia de calidad”, por lo que pide al PP que deje de sembrar la sombra de sospecha sobre la actuación de los fiscales.