ir a la portada de ELPajarito.es

Barreiro y Guillén acuerdan eximirse ambos de toda responsabilidad en Novo Carthago

Agustín Guillén y Pilar Barreiro. (Foto: Pedro Martínez)

Como cabía esperar, la sangre no llegó al río en Cartagena. El exconcejal de Urbanismo y vicealcalde Agustín Guillén no tuvo que cumplir su amenaza de “largarlo todo” tras reunirse con la alcaldesa Pilar Barreiro, quien dejó caer en su declaración de la semana pasada ante el Tribunal Supremo –imputada en el caso Novo Carthago– que Guillén fue el responsable de la recalificación de los terrenos protegidos. Ayer, acompañados de sus respectivos abogados, Barreiro y Guillén se reunieron para “aclarar” esa declaración de la alcaldesa ante el Alto Tribunal. Como era previsible, llegaron a un acuerdo después de unos días de exhibición de navajas.

Un comunicado conjunto difundido por la oficina de información del PP de Cartagena explica que ambos repasaron “el contenido de la declaración, las preguntas formuladas, el contexto en que se produjeron y las respuestas que figuran en la transcripción elaborada tras la comparecencia” de la alcaldesa en el Supremo.

“Como consecuencia de la revisión”, explica la nota de prensa, “Guillén y Barreiro han dado por aclaradas las manifestaciones que constan en la declaración transcrita, no grabada, que condensa una comparecencia de una hora de duración”.

El acuerdo entre ambos, concluye el comunicado del PP, consiste en que “coinciden en reiterar el rigor legal del procedimiento administrativo seguido por el Ayuntamiento en la tramitación del proyecto de Novo Carthago y su respaldo a los técnicos y responsables políticos que han intervenido en el mismo”. Así pues, tanto Barreiro, que aún aspira a repetir candidatura a la alcaldía, como Guillén, presidente del comité electoral del PP cartagenero, se han apañado para dar por cerrada la escaramuza. 

Garzón pregunta a Montoro por el cese de Cristóbal Osete

El candidato a la Presidencia del Gobierno por Izquierda Unida, Alberto Garzón, se ha interesado por el caso Novo Carthago de presunta corrupción urbanística. Garzón y los también diputados de la Izquierda Plural Ricardo Sixto y José Luis Centella, han pedido la comparecencia en el Congreso del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, para que explique los motivos por los que ha sido cesado el delegado de Hacienda en la Región de Murcia, Cristóbal Osete, "cuando apenas llevaba dos años en el cargo y había obtenido los mejores resultados de la historia, por encima de los objetivos marcados incluso desde Madrid".

Desde la formación de izquierdas recuerdan que el cese se produjo "tras conocerse los informes patrimoniales sobre personas vinculadas a la trama de Novo Carthago que le había solicitado el juez que instruye la causa". "Parece que el motivo fue el de que el destituido realizó su trabajo y acató las órdenes judiciales, lo que no ha gustado al PP porque ha puesto al descubierto ciertas actividades que cabe calificar, cuanto menos, de dudosas", destaca IU.

Entre esas actividades “dudosas”, cabe citar el hecho de que el delegado del Gobierno, Joaquín Bascuñana, pasó 13 años sin sacar apenas dinero de sus cuentas bancarias ni utilizar tarjetas de crédito, pese a haberse incrementado durante ese período su patrimonio, apostilla la formación de izquierdas.