ir a la portada de ELPajarito.es

Archena y Molina se echan a la calle contra la violencia y condenan la muerte de Juan Carlos en el hospital

“Juan Carlos, ha quedado tu hazaña en los anales de los valientes, aquellos que son capaces de dar su vida por una noble causa”, se afirmaba en un manifiesto
Movilización en Archena contra la violencia

Cientos de vecinos se echaron ayer viernes a la calle en Archena y Molina de Segura para manifestarse en contra de la violencia y en repulsa de la muerte a puñaladas de Juan Carlos Maya en el hospital de Molina de Segura cuando trataba de mediar en una pelea entre Ramón M. J., alias 'El Guacho' y una joven mientras se encontraban en la sala de espera de Urgencias del centro sanitario.

En Archena, la marcha silenciosa partió a las 19.30 horas desde la plaza Primero de Mayo hasta el Ayuntamiento de la localidad bajo el lema 'Todos somos Juan Carlos. Archena unida contra la violencia'. Una vez finalizada la movilización, se le hizo entrega del Escudo de Oro de Archena a la viuda de la víctima.

En Molina de Segura muchos vecinos también se echaron a la calle contra la violencia y para condenar el crimen en el hospital de la localidad. “Juan Carlos, ha quedado tu hazaña en los anales de los valientes, aquellos que son capaces de dar su vida por una noble causa, sin percatarse de la crueldad, de la sinrazón de los que empuñan navajas, alimañas que hacen daño y siembran violencia. Tu recuerdo siempre perdurará”. Este es un fragmento de un breve manifiesto leído por una vecina, Carmen Torres, que sirvió para recordar emotivamente a Juan Carlos Maya.

Con el manifiesto, y tras guardar un minuto de silencio,  concluyó la manifestación que se llevó a cabo ayer tarde bajo un único slogan: “Molina contra la violencia, por la convivencia”, como rezaba la pancarta portada por vecinos anónimos que encabezaron la movilización. 

Tras la pancarta, más de doscientas personas, entre ellas representantes de todos los grupos políticos, mostraron su solidaridad con la familia de este hombre de 46 años que perdió la vida por mediar en una trifulca que se originó en el centro hospitalario. “Molina repudia la violencia”, dijo enérgicamente María Belén Fernández, representante del colectivo que convocó la manifestación.