ir a la portada de ELPajarito.es

Ahora Murcia alerta "del pésimo estado" de la moqueta instalada en la pasarela de Vistabella

La formación asegura que "la moqueta antideslizante presenta grandes desgarrones" y aumenta "de manera peligrosa los tropezones e incluso las caídas de numerosos vecinos"

Ahora Murcia ha alertado que el "pésimo estado"de la moqueta de la pasarela de Vistabella-Infante va cada día a peor y está provocando numerosas caídas mientras el PP se piensa con calma qué solución tomar", ha informado la formación municipal en un comunicado.

Por su parte, la concejala de Ahora Murcia, Alicia Morales, ha señalado que la formación ya comunicó al alcalde, José Ballesta, por escrito de esta situación hace cinco semanas, "pero en este tiempo no solo no se ha solucionado el tema, sino que ha empeorado gravemente, aumentando de manera peligrosa los tropezones e incluso las caídas de numerosos vecinos".

La portavoz de Ahora Murcia ha recordado que el pasado 8 de septiembre el concejal de Fomento, Roque Ortiz, "salió al paso diciendo que los técnicos del Ayuntamiento estaban valorando la mejor solución para el suelo de la pasarela".

Desde la formación han explicado que "es urgente que se repare la moqueta o que se dé otra solución inmediata al suelo de la pasarela, con independencia de que con más calma se implemente otra solución".

No obstante, Morales ha lamentado que "se evidencia que resulta imprescindible que la solución definitiva se tome habiendo garantizado antes la seguridad de los peatones, algo que no se está haciendo" y ha añadido que esta situación, "además de provocar molestias e incluso caídas en los viandantes, puede derivar en denuncias al Ayuntamiento, un problema añadido que desde Ahora Murcia afirmamos que no se debe permitir, ya que podría suponer un menoscabo de las arcas municipales motivado por la pasividad inaceptable del Consistorio".

Por último, la concejala ha señalado que "la dejadez y la falta de operatividad de Ballesta y su equipo están poniendo en riesgo la seguridad de los ciudadanos, lo cual es una temeridad inadmisible; ofrece una imagen penosa de la ciudad, en las antípodas de la urbe moderna de la que Ballesta habla, y puede derivar en denuncias de particulares al Ayuntamiento".

loading...

Añadir nuevo comentario