ir a la portada de ELPajarito.es

Los agricultores amenazan a la CHS con protestas si no concede el agua para riego

Advierten de que si en la reunión prevista para el próximo lunes “el tema no está solucionado, la puerta estará llena de agricultores, cooperativistas y ganaderos”
Reunión en la sede de CHS, con los integrantes de la Mesa del Agua. (Foto: CHS/twitter)

Regantes, agricultores y cooperativistas lanzaron ayer por la mañana un “ultimátum” al presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Miguel Ángel Ródenas, ante la “no autorización” de la cesión de 30 hm3 de la cuenca.

De este modo, advirtieron que organizar protestas si el lunes no han conseguido llegar a un acuerdo en la reunión prevista con el organismo estatal y que si en ocho o diez días no tienen una aportación de agua, los riegos se paralizarán.

Por su parte, Miguel Padilla, de COAG, explicó que se encuentran en la campaña de invierno con vistas a planificar la del verano y “no es posible que se paralice la actividad agraria”.

Tras dos horas de reunión, los asistentes han salido “decepcionados”, ya que el presidente de Fecoam, Santiago Martínez “se esperaba que Ródenas se mojase pero no lo he visto decidido”.

Concretamente, han quedado para tratar este tema en una reunión prevista para el próximo viernes en Madrid, donde acudirán todos los afectados con la intención de alcanzar una solución y sobre la que Martínez augura que será “peor”, ya que se trata de un gobierno en funciones con un secretario de Estado, una ministra que “no está” y una secretaria del Agua que “no es, ni siguiera, española”, por lo que considera que el tema “no inspira mucha confianza”.

Por este motivo, Martínez ha dejado claro que si el lunes, día en el que han quedado en reunirse de nuevo en la CHS “el tema no está solucionado, a partir de ese momento la puerta estará llena de agricultores, cooperativistas y ganaderos, ya que no es justo que Murcia se merezca el trato que le estamos dando”.

El presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), José Manuel  Claver, explicó que han salido de la reunión “igual de preocupados, porque no hemos tenido una respuesta clara a lo que es nuestra demanda, una certeza de si vamos a disponer o no de esos 30 hm3”.

“Nos hubiera gustado –lamenta Claver- que la postura de la CHS hubiera sido nítida y clara en defensa del trasvase y no ha sido así”, y ha expresado su deseo de que “hubiera habido ese golpe de mano de actuación clara en favor de los regantes de la cuenca, ya que estamos todos en común acuerdo”.

Insistió en que “esos 30 hm3 no causan ningún problema a la cuenca del Segura, mientras que al trasvase le puede salvar momentáneamente en espera de que se puedan conseguir otro tipo de recursos. Quienes están en contra –matiza- son algunos, pero el resto de usuarios de la cuenca están a favor y el resto de miembros de la Junta de Gobierno tampoco se mostraron en contra”.

Por su parte, el presidente de la Junta Central de Regantes y Usuarios del Segura (Jucers), Isidoro Ruiz, señaló que el trasvase “podría recibir esos recursos. No tenemos clara la falta de valentía de la CHS para que esto se consiga en Madrid el próximo viernes”.

También el presidente de Proexport, Juan Marín, lamentó que no se haya conseguido “andar” ni un punto positivo. El agua que solicitan “son un parche, pero que nos sigue dando la vida para llegar al mes de abril”, puesto que “sin esos 30 hm3 los regantes no llegarán a ese mes”.

Al mismo tiempo, expresó la preocupación de cooperativas, agricultores, exportadores y productores “porque en dos o tres semanas tengamos que cortar el agua a los regantes en algunos puntos, fundamentalmente en el Valle del Guadalentín, Puerto Lumbreras, Lorca o Totana”. Asimismo, resaltó la necesidad de hacer “un esfuerzo muy importante para que este viernes se quede solucionado, ya que de no ser así, tendremos un grave problema en pocas semanas”.

Padilla aseguró que no tienen la garantía de que puedan tener el agua que piden y la situación del campo es “angustiosa”. Opta por esperar a la reunión prevista para finales de esta semana y la del lunes. Si se deniega la concesión de los 30 hm3 “tengo la obligación de convocar a agricultores y regantes, porque quedarán en algunas zonas sin poder regar en cuestión de 10 o 12 días”.