ir a la portada de ELPajarito.es

El aeropuerto "fantasma" de Corvera ya tiene nombre oficial: Juan de la Cierva Codorniú

PP y Ciudadanos han apoyado esta iniciativa para reconocer al "personaje más influyente" desde el conde de Floridablanca y dar "opción a los murcianos de mostrar nuestra región al mundo"

El gobierno de la Región de Murcia parece haber dado un paso al frente para que el aeropuerto de Corvera sea pronto una realidad y los murcianos puedan ver volar aviones en un aeródromo que, hasta el momento, puede calificarse de 'fantasma'. El aeropuerto, que concluyó sus obras hace cinco años y que permanece cerrado desde entonces, supone un coste de miles de euros al año para las arcas públicas murcianas.

Así, la Comisión de Política Territorial, Medio Ambiente, Agricultura y Agua aprobará el próximo martes una moción conjunta de PP y Ciudadanos, que tienen mayoría en la Asamblea Regional, para que el aeródromo pase a denominarse 'Juan de la Cierva Codorníu' y dar reconocimiento internacional al "personaje murciano más influyente desde el conde de Floridablanca".

Ambas formaciones han asegurado que dotar con este nombre a las nuevas instalaciones aeroportuarias "dará opción a los murcianos de mostrar nuestra región al mundo como cuna de dos geniales inventores, en referencia también a Isaac Peral, creador del submarino torpedero con propulsión eléctrica".

La adjudicación del nombre ha sido consensuada tras retirar la formación naranja una primera iniciativa similar que no contaba con el apoyo del resto de la Cámara, ya que el PP pretendía llevar a cabo una encuesta entre la población para elegir el nombre, mientras que PSOE y Podemos no estaban conformes con el posicionamiento del inventor durante la sublevación militar que dio origen a la Guerra Civil.

Además, PP y Ciudadanos han recordado que el ingeniero asesoró en julio de 1936 a los militares que se iban a sublevar en el alquiler de un avión, el 'Dragon Rapide', que trasladaría a Franco desde Canarias hasta Tetuán para tomar el control de las tropas del norte de África.

Sin embargo, el texto incide en que de la Cierva consiguió volar por primera vez el autogiro en el año 1923, cuando sólo en Estados Unidos había unas 400 empresas dedicadas a la invención del helicóptero, resaltando la "capacidad excepcional" del inventor para superar todos los problemas técnicos que aquejaron a los primeros prototipos e impulsó el desarrollo del autogiro en el transcurso de apenas una década.

Otras de las razones por las que PP y Ciudadanos apoyan iniciativa es que, según han señalado, "el ingeniero fue capaz de diseñar un aparato que despegaba y aterrizaba en apenas una decena de metros, ascender con soltura, maniobrar con agilidad sorprendente y evolucionar a velocidades extremadamente reducidas, así como alcanzar velocidades de crucero superiores a 160 kilómetros por hora".

Finalmente, la moción también señala que "el ingeniero murciano realizó demostraciones en Francia, Alemania e Italia y en 1929 protagonizó uno de los grandes hitos en la historia de la aviación, realizando la travesía del Canal de la Mancha, la primera vez que una nave de alas giratorias lo hacía, pilotada por él mismo, de Londres a París".