ir a la portada de ELPajarito.es

Acusan a Sanidad de ‘ocultar’ a 5.000 trabajadores afectados por el amianto en la Región de Murcia

El consejero de Salud rechaza la petición de Podemos y la asociación de afectados Apena de que las autopsias por amianto sean realizadas mediante la técnica médico-clínica
Protesta de afectados por el amianto frente a la Asamblea Regional

El consejero de Salud, Manuel Villegas, cifró este lunes en 3.133 los trabajadores afectados por asbestosis, una enfermedad ligada a la exposición al amianto, en la Región de Murcia. Esta cifra supone un incremento frente al informe de 2016, en el que se constató la existencia de 2.442 afectados, de los cuales 400 ya fallecieron.

En su comparecencia ante la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de la Asamblea Regional, Villegas señaló que en 2016 había 546 personas expuestas y 1.896 posexpuestas al fibrocemento, mientras que en el registro concluido el actual mes estas cifras eran de 893 expuestos y 2.240 posexpuestos, aunque no detalló si hubo una variación en el número de bajas mortales.

La diputada de Podemos María López Montalbán ha señalado que APENA, la Asociación de perjudicados y afectados por enfermedades producidas por el amianto de la Región de Murcia, ha afirmado que son más de 8.000 personas las que, a través de su trabajo, se ven expuestos al amianto. El cálculo, ha dicho la diputada de Podemos, “se debe hacer con la estadística de muertes por mesotelioma, un cáncer que solo lo causa el amianto, pero que no se diagnostica correctamente, y sólo un 5% de las muertes derivadas del amianto se contabilizan como enfermedades profesionales. Una estadística demasiado baja, sobre todo por los afectados que se podrían esperar en una zona industrial como ha sido la de Cartagena. Por ejemplo, Repsol tiene docenas de fallecidos y no da el censo. Lo que dice el consejero es mentira”.

El consejero de Salud se mostró contrario a la petición de Podemos y la asociación de afectados Apena de que las autopsias a los afectados por amianto sean realizadas mediante la técnica médico-clínica porque «no tiene valor legal» y el juez que dirima si hubo una muerte por exposición al amianto en el lugar del trabajo no admitirá las muestras.

En este sentido, Villegas aseguró que la Dirección General de Salud Pública (DGSP) abogó por que las autopsias sean realizadas por forenses siguiendo las recomendaciones de la UE, ya que es el único profesional cuyas resoluciones tienen validez legal ante una reclamación judicial de las familias para que sea considerada enfermedad profesional la causa de muerte del trabajador.

Así, defendió el convenio firmado en julio de 2017 con el Ministerio de Justicia para que un forense tome muestras de los pulmones de los fallecidos y se envíen al hospital Vall D'Hebrón de Barcelona, centro de referencia en esta materia, además de defender la mejora del protocolo en la Mesa de Trabajo constituida por la DGSP, Apena y neumólogos del Servicio Murciano de Salud.

Sin embargo, la diputada de Podemos María López apostó por la autopsia médico-clínica, tal y como recomienda la Sociedad Española de Anatomía Patológica, para evitar el «calvario judicial» que tienen que pasar los familiares, además de recordar que «muchos familiares» desconocen que deben pedir la autopsia para iniciar los trámites para el reconocimiento de la enfermedad profesional.

Por otra parte, Villegas confió en que la ordenación de los recursos humanos que está haciendo el SMS mediante las ofertas de empleo público y el concurso continuo de traslados permita devolver la figura de la comisión de servicio a su «excepcionalidad».

Además, la comisión aprobó por unanimidad dos mociones para que Bullas deje de ser el único municipio del Noroeste sin servicio de rehabilitación y fisioterapia y que el Gobierno regional promueva campañas de concienciación de la importancia de la fotoprotección y la autoexploración.

Añadir nuevo comentario