ir a la portada de ELPajarito.es

Absuelto de violación al no quedar claro qué práctica sexual iba a realizar

La Audiencia Provincial de Murcia no ha condenado a un vecino de Jumilla por un delito de violación, como reclamaba el fiscal, al no haberse podido esclarecer en el juicio qué tipo de práctica sexual iba a realizar con una mujer y, en consecuencia, si iba a haber penetración o no, y si iba a existir violencia o intimidación. La sentencia considera que no se le puede condenar por ese tipo de agresión sexual agravada, pero sí por otro tipo (agresión en grado de tentativa), por el que le impone la pena de 11 meses y 15 días de prisión y una orden de alejamiento de la denunciante, a la que deberá indemnizar con 410 euros por los días que estuvo impedida para sus ocupaciones.

Los hechos ocurrieron el 24 de octubre de 2013 en una casa-cueva en la que residía el acusado, ubicada en Jumilla, a la que llegó con la mujer, «con la que había contactado de forma no aclarada». Ya en el interior se produjo una discusión, con un fuerte forcejeo entre ambos «debido a que el acusado pretendía mantener con ella relaciones sexuales no precisadas en cuanto a su concreta naturaleza o modalidad, a lo que ésta se había negado rotundamente».

 

A los gritos de la mujer, acudió un vecino, «encontrando al denunciado solo con un pantalón corto y a ella sin ropa de calle, pero sin que se sepa si podía llevar puesta su ropa interior, mientras que el acusado sujetaba fuertemente una mano de ella». «No se ha acreditado -dice la sala- que éste llegara a realizar ni un solo acto, gesto, movimiento o tocamiento de naturaleza o contenido sexual, o dirigido a zona erógena, pese a que su intención inicial era mantener algún tipo de relación sexual con aquella». La violación exige que se utilice violencia o intimidación y que haya acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal.

Añadir nuevo comentario