ir a la portada de ELPajarito.es

Abanilla, Fortuna y Los Alcázares, los municipios más ‘castigados’ por la subida de impuestos

El 'top ten' de la Región con mayores subidas en los tributos lo completan Ojós, Aledo. Águilas, Campos del Río, Puerto Lumbreras, Santomera y Cieza, todos ellos gobernados por el PP
Fotografía de las oficinas de la Agencia Tributaria.

Más de dos años de Gobierno municipal dan para mucho, sobre todo si se habla de impuestos. Durante la primera etapa de la actual legislatura, entre 2011 y 2013, ocho de cada diez ayuntamientos españoles han aumentado lo recaudado a través de impuestos directos, tales como el IBI, el impuesto de vehículos y el IAE de grandes empresas. A nivel nacional, en las localidades donde gobiernan PP y PSOE, las dos formaciones han engordado los ingresos de esta partida en la misma medida, en un valor mediano del 17%, algo más que en los que están en poder de IU.

En el caso de la Región de Murcia la situación es distinta, pues los municipios más castigados por la subida de impuestos en dicho periodo de tiempo están todos gobernados por el PP (el PSOE sólo manda en 4 de los 45: Calasparra, Lorquí, Beniel y Ricote). El ‘top ten’ de las localidades con mayores subidas de los tributos está compuesto por Abanilla (53%), Ojós (48%), Fortuna (36%), Los Alcázares (34%), Aledo (32%), Águilas (31%), Campos del Río (29%), Puerto Lumbreras (28%), Santomera (27%) y Cieza (27%). Por el contrario, los impuestos no subieron en Albudeite y bajaron en Ulea (-14%) Alguazas (-4%) y en Lorquí (-2%).

En el resto de municipios, las subidas de impuestos fueron las siguientes: Abarán (11%), Alcantarilla (13%), Alhama 811%), Archena (18%), Beniel (11%), Blanca (12%), Bullas (18%), Calasparra 817%), Caravaca (21%), Cartagena (14%), Cehegín (15%), Ceutí (11%), Fuente Álamo (23%), Jumilla (4%), La Unión (11%), Las Torres de Cotillas (18%), Librilla (16%), Lorca (3%), Mazarrón (15%), Molina de Segura (14%), Moratalla (24%), Mula (22%), Murcia (11%), Pliego (8%), Ricote (19%), San Javier (5%), San Pedro del Pinatar (12%), Torre Pacheco (15%), Totana (5%), Villanueva del Río Segura (24%) y Yecla (9%).  

Estos datos se desprenden del cruce de dos informaciones del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. La primera es la base de datos de ejecución presupuestaria de las entidades locales (cuyos últimos registros disponibles son de 2013). Se trata de la información de ingresos y gastos que las alcaldías facilitan al departamento de Cristóbal Montoro. La segunda fuente es el listado de alcaldes de todos los municipios españoles actualizado a 26 de febrero de 2015, información que El Confidencial ha obtenido gracias a una petición de acceso de información remitida al citado Ministerio.

Dos fuentes que permiten analizar también el capítulo de tasas y otros ingresos, como la tasa de basura o la de uso de instalaciones municipales. En este capítulo la recaudación local a nivel nacional ha aumentado en un 3,4% en los consistorios del PP, mientras que en los ayuntamientos socialistas se ha quedado en un 3%. La variación de precios de consumo (IPC) ha subido un 3% entre los dos años analizados.

Según los datos expuestos, el municipio murciano con una mayor subida de impuestos es Abanilla, donde gobierna el PP con su alcalde Fernando Molina. Sobre el brutal aumento de tributos el plena crisis (53%), Ezequiel Alonso, candidato del PSOE a la Alcaldía de Abanilla afirma: “Por ejemplo, una vivienda que antes pagaba 198 euros, hoy paga 358 euros, y a pesar de que somos el pueblo de la Región en el que más han subido los impuestos, tenemos un Ayuntamiento con una deuda de más de 6 millones de euros. Un Ayuntamiento que no invierte; y un pueblo que ha perdido más de mil habitantes en los últimos años y en el que se está poniendo en riesgo la calidad de vida de los que aquí vivimos”. 

Destaca también el fuerte incremento de impuestos en Puerto Lumbreras entre 2011y 2013, municipio gobernando en esa etapa por Pedro Antonio Sánchez, candidato regional del PP que ahora promete bajar los tributos.

Regionalistas, por encima de la media

Esta tendencia alcista no ha sido exclusiva de los grandes partidos. El valor mediano de los ingresos por impuestos directos per cápita de más de 7.500 municipios –no se incluyen los consistorios de País Vasco ni Navarra– ha aumentado un 15% entre los dos años analizados. Los ayuntamientos gobernados por cuatro grupos regionalistas (Partido Regionalista de Cantabria, Chunta Aragonesista, Partido Aragonesista y Coalición Canaria) son los que más han aumentado sus ingresos desde el último año electoral.

Sólo hay un partido que puede asegurar haber disminuido la recaudación por impuestos y tasas en todos sus municipios. Se trata de UPyD, si bien este dato tiene truco. El partido liderado por Rosa Díez gobierna en un único consistorio, Hernansancho, un pueblo de 200 habitantes donde la formación magenta no volverá a presentarse a las elecciones municipales del próximo 24 de mayo, según informa El Confidencial.

Por colores políticos, los ayuntamientos que más han aprovechado la vía de ingresos por impuestos directos han sido los gobernados por tres partidos regionalistas. Es el caso de los treinta donde gobierna el Partido Regionalista de Cantabria, de los 187 del Partido Aragónes y de los 21 de la Chunta Aragonesista, que son los que más han engordado sus arcas vía impuestos directos. Todos cuentan con un aumento mediano per cápita del 18%. CiU, BNG y ERC, en cambio, se sitúan por debajo de los grandes partidos y de la media nacional.

De este aumento no se han salvado los 143 consistorios encabezados por Izquierda Unida, donde la recaudación por impuestos directos ha aumentado en menor medida que en las alcaldías de PP y PSOE.  

En cuanto a tasas y otros impuestos –las que se pagan para utilizar servicios del ayuntamiento–, los consistorios del Partido Popular han aumentado su recaudación por encima del valor mediano de los ayuntamientos de España. Los ingresos per cápita por estas partidas han crecido un 3,4%. La mediana española per cápita, de la que los socialistas han estado, a cambio, ligeramente por debajo, ha sido del 3%.

El récord de Castilla-La Mancha

A nivel geográfico, la recaudación municipal también varía incluso dentro de una misma comunidad autónoma. Un caso ejemplar es el de la Comunidad de Madrid, la región donde los ayuntamientos más han disminuido los ingresos en tasas. En Madrid capital, a cierre de 2013 los ingresos per cápita por esta vía habían bajado en un 5% con respecto a dos años antes. Una disminución que, sin embargo, quedó compensada por los impuestos directos: este tipo de recaudación aumentó en los dos primeros años de legislatura en un 28%.

La región en la que los municipios más han aumentado la recaudación de impuestos directos ha sido Castilla-La Mancha, donde PP y PSOE gobiernan el 94% de los ayuntamientos. El aumento de los ingresos por esta partida ha sido del 19%. En La Rioja, ha sido similar. El valor mediano a nivel nacional, el citado 15%, ha sido el mismo que en el conjunto de los municipios extremeños.

Los municipios que menos han aumentado su recaudación son los de Canarias y Cataluña. En Barcelona los ciudadanos han notado un aumento del 8%, pasando a contribuir a las arcas locales con 571 euros per cápita en 2013. Además, cada barcelonés tuvo que aportar 220 euros extra en concepto de tasas, una cantidad ligeramente inferior a la de hace dos años.

Barcelona, Madrid, Málaga, Sevilla, Valencia y Zaragoza son las ciudades españolas de más de medio millón de habitantes. Y tienen un patrón común en cuanto a la recaudación: todas han visto crecer sus ingresos por impuestos directos. Lo opuesto ha ocurrido en el capítulo de tasas y servicios, donde todas han bajado, con la única excepción del Ayuntamiento de Valencia, según publica El Confidencial. Los valencianos han aportado 142 euros per cápita en tasas en 2013, dos euros más que dos años antes.