ir a la portada de ELPajarito.es

Una joven es operada para extraer un juguete sexual del interior de su intestino

La estadounidense Emma Philips pensó que su novio escondió el consolador en su almohada hasta que sintió un zumbido en su interior y se dió cuenta que lo tenía dentro
La estadounidense Emma Philips en el hospital. (Foto: Facebook)

Emma Philips, una maestra de 24 años, ha confesado que tuvo que ir a urgencias porque tenía en su parte trasera un juguete sexual y no podía extraerlo, tal y como ha publicado el Daliy Mail.

Al parecer, los hechos ocurrieron cuando el vibrador de 17,7 cm desapareció y, en un primer momento, pensó que su novio lo escondió en la almohada. Sin embargo, luego sintió un zumbido en su interior y se dio cuenta de que lo tenía dentro.

Y es que el alcohol les jugó una mala pasada a esta pareja, ya que el día anterior bebieron mucho y no recuerdan cómo introdujeron el consolador.

Emma confesó que intentaron extraer el juguete sexual con el mango de un tenedor y unas pinzas de barbacoa, aunque fue "un fracaso".

Una situación embarazosa pero que no impidió que los jovenes acudieran al hospital. Para extirparlo tuvieron que realizar una intervención quirúrgica ya que el consolador permaneció mucho tiempo en su interior y se encontraba muy arriba. "Al principio bromeábamos sobre ello, pero entonces nos dimos cuenta de que era más grave. Se hablaba de pasar por el estómago si no podían sacarlo por detrás", declaró la joven.

Emma Philips ya se encuentra recuperada y no ha dudado en contar la peculiar escena a sus seguidores de Facebook. "El caso del consolador mortal", avisó de que no hay que tener miedo o vergüenza para pedir ayuda en situaciones incómodas, "es un tema tabú", pronunció.

Añadir nuevo comentario