ir a la portada de ELPajarito.es

La isla habitada más remota del mundo busca agricultores

El objetivo de los habitantes de esta isla volcánica es reducir su dependencia de productos alimenticios del exterior para abaratar costes
Imagen de la isla Tristan da Cunha.

La isla habitada más remota del mundo,Tristan da Cunha, sigue lanzando ofertas de trabajo para aventureros. Si hace pocos meses ofrecía puestos de trabajo para profesores, ahora es una oferta para ser agricultor y ganadero y abastecer de productos del campo a sus 265 habitantes.

El objetivo de los habitantes de esta isla volcánica no es otro que reducir su dependencia de productos alimenticios del exterior para abaratar costes. La oferta de trabajo incluye que el futuro agricultor de la comunidad, que antes debe demostrar su dominio del inglés y sus conocimientos para el puesto, se encargará de cosechar frutas, verduras y otros cultivos, así como del pastoreo de entre 300 y 500 reses.

La isla cuenta con una escuela, iglesia, supermercados, un pub, cafetería, hospital, museo y centro turístico.

En un remoto lugar

La isla de Tristán surgió de una erupción volcánica en medio del Océano Atlántico. La descubrió el explorador portugués Tristão da Cunha en 1506. Se la anexionó la Corona Británica en 1816. Hoy en día forma parte de Santa Elena, Ascensión y Tristán de Acuña, un territorio de ultramar del Reino Unido con capital en Jamestown.

Tristán fue descartada por los exploradores como un posible hogar cuando fue descubierta debido a su abrupto paisaje montañoso, la ausencia de un puerto natural, la falta de tierras para la agricultura y un clima severo con lluvias y fuertes rachas de viento durante todas las estaciones. Sin embargo, a pesar de las dificultades surgió gente dispuesta a vivir en los márgenes del mundo dando lugar a una comunidad en la isla más aislada del planeta.

La isla, que pertenece a los territorios británicos de ultramar, apenas abarca 207 km2 y es, según el Libro Guinness de los Récords, la más remota de las habitadas en el mundo del mundo. Para llegar a ella hay que desplazarse hasta Ciudad del Cabo y, una vez, allí, empezar una travesía en barco (sólo se puede llegar en barco) que dura aproximadamente una semana. Fue descubierta en 1506, pero no comenzó a estar habitada hasta finales del siglo XVIII, cuando fue usada como escala por balleneros de Estados Unidos.

Añadir nuevo comentario