ir a la portada de ELPajarito.es

Cómo solicitar préstamos personales

Descubre cómo pedir un préstamo personal y los préstamos que más te convienen

Casi todas las personas, alguna vez en su vida, se ven en la necesidad de solicitar un préstamo personal, especialmente para hacer frente a los gastos imprevistos que pueden surgir en cualquier momento, como comprar un coche nuevo, arreglar o cambiar los muebles de la cocina, pagar los gastos de una boda o de una comunión o pagar la universidad de los hijos. En algunos casos, es posible que se vean incapaces de asumir estos gastos con el sueldo o con los ahorros, si no han conseguido ahorrar el suficiente dinero, y tienen que recurrir a solicitar dinero. Los préstamos personales pueden ser la alternativa adecuada ante este tipo de gastos.

A continuación, te indicamos la manera de pedir un préstamo personal y los más convenientes, dependiendo de cada caso particular y de la finalidad que se le vaya a dar al dinero prestado.

Dónde acudir para solicitar un préstamo personal

Hoy en día, existen diferentes alternativas para pedir un préstamo personal. La forma más tradicional de pedir un crédito es a través de las entidades bancarias. Los bancos ofrecen muchas posibilidades de préstamos y una oferta muy amplia, aunque los requisitos que suelen requerir para concederlos son también bastante amplios. Los requisitos más rígidos que piden son el disponer de una nómina mensual, solicitando la justificación de unos ingresos fijos, la declaración del IRPF, así como la necesidad de tener un aval. Estas condiciones hacen que muchas personas no puedan pedir préstamos personales a los bancos, aunque hay otras muchas opciones para conseguir un préstamo.

Los préstamos personales online son una manera mucho más flexible de pedir un préstamo. Muchas empresas se dedican a realizar préstamos, enteramente a través de Internet, con una gran cantidad de ventajas con respecto a los préstamos de los bancos. Una de las mayores ventajas que presentan los créditos online es su rapidez y su comodidad. Se solicitan rellenando un formulario en la propia página web de la empresa prestamista, y en muy poco tiempo se realiza la transferencia del dinero a la cuenta, una vez que la solicitud ha sido aceptada. Además, no es necesario dar explicaciones del uso que se le va a hacer al dinero, al contrario de los bancos, en los que sí es necesario explicar la finalidad del préstamo antes de solicitarlo.

Los requisitos y los documentos que se suelen pedir son una fotocopia del dni, del número de cuenta y un justificante de ingresos. Normalmente, no se suele pedir un aval.  Sin embargo, las cantidades de dinero que se pueden prestar son más pequeñas y las comisiones suelen ser algo elevadas. Son una alternativa muy adecuada si se tiene un gasto imprevisto y se necesita urgentemente una cantidad de dinero rápido, que no sea muy elevado.

También se puede acudir a prestamistas privados para solicitar un crédito o a plataformas que se dedican a gestionar préstamos entre particulares, aunque en estos casos es conveniente leer detenidamente todas las condiciones y obligaciones antes de solicitarlo.

¿Qué tipo de préstamo contratar?

Como hemos comentado, existen diferentes maneras de contratar un préstamo personal, según las condiciones y las necesidades de cada persona.

Pedir un préstamo si estás en una lista de morosos. Aunque es una situación más complicada, es posible pedir préstamos con ASNEF, es decir, personas que aparecen en listas de morosos. Para estas personas, no es posible pedir un préstamo personal de la forma tradicional, a las entidades bancarias, aunque sí pueden solicitar minicréditos a empresas con capital privado, pues algunas de ellas pueden conceder un préstamo aunque estés en una de estas listas, si justificas que dispones de algunos ingresos, aunque los intereses a pagar serán bastante altos.

Si necesitas dinero de forma urgente, lo mejor es pedir un préstamo rápido online o un minicrédito. Este tipo de crédito te permitirá disponer del dinero rápidamente en tu cuenta, aunque la cantidad que necesitas no debe ser muy elevada. Este tipo de préstamos personales son recomendables para aquellas personas que tienen algún imprevisto al que no pueden hacer frente y no pueden acceder a solicitar un préstamo al banco o no disponen del tiempo suficiente que los préstamos del banco requieren. Existen muchas empresas prestamistas online de confianza. Por ejemplo, pide tu préstamo en Ferratum, seleccionando la cantidad y el plazo de devolución que prefieras.

Si lo que estás buscando es un préstamo para pagar gastos complementarios, existen préstamos personales que se ajustan a distintos tipos de gastos. Por ejemplo, en la entidad bancaria se pueden pedir préstamos destinados a la compra de un coche, de algún aparato electrónico, como una televisión o un ordenador, para pagar la celebración de una boda, la matrícula de la universidad, un máster o un viaje al extranjero.

 

Añadir nuevo comentario