ir a la portada de ELPajarito.es

mandarina

24/05/2018
El Tribunal Supremo eleva al Tribunal de Justicia de la UE una pregunta sobre si el agricultor puede usar una variedad protegida registrada por una empresa de la familia real marroquí

La patente de una variedad de mandarina, que se llama Nadorcott, ha enfrentado a un agricultor murciano con la familia real de Marruecos. Desde 2006, cuando una empresa propiedad del rey de Marruecos, Mohamed VI, logró registrarla como variedad protegida, ha protagonizado más de 80 pleitos entre agricultores que la plantaban como toda la vida y que fueron perdiendo al no pagar 'royalties'. Ahora, José Cánovas, de Alhama de Murcia, puede haber encontrado un resquicio para mantener sus 4.457 mandarinos con esta variedad, según informa elconfidencial.com. Cánovas también ha sido denunciado por la familia real marroquí y su caso es tan singular que antes de tomar una decisión el Tribunal Supremo ha preguntado al Tribunal de Justicia de la UE cómo abordarlo.