ir a la portada de ELPajarito.es

granja

05/09/2017
Representantes de la promotora afirman que “la empresa quiere desistir del proyecto y renunciar a la licencia que tiene de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha”

La presión popular ha hecho que el Grupo Fuertes (ElPozo) esté dando marcha atrás en su proyecto de construir una macrogranja para 20.000 cerdos en el entorno del Monte Arabí, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Hasta el punto que la empresa ha anunciado que tiene previsto renunciar al proyecto.

Representantes de la plataforma ‘Salvemos el Arabí’ se reunieron ayer lunes en el ayuntamiento de Montealegre del Castillo (municipio en el que se quiere instalar la granja porcina) con todas las partes implicadas en la polémica.

12/08/2017
La plataforma ciudadana de Yecla pide la anulación del proyecto y denuncia que en el Boletín de Castilla-La Mancha se incluyen modificaciones del plan en la misma zona protegida
04/08/2017
IU-Verdes pregunta al Gobierno central qué acciones va a emprender para contribuir a defender el monumento natural protegido ante el proyecto del Grupo Fuertes
02/08/2017
El presidente del grupo Fuertes defiende la legalidad de la explotación y amenaza con llevarse sus proyectos empresariales a otras regiones o a otros países si recibe presiones
30/07/2017
Los convocantes leyeron un manifiesto resaltando que “consideramos que bajo ningún concepto se deben permitir explotaciones de cerdos junto a este espléndido y protegido espacio natural”
28/07/2017
Los vecinos han organizado una marcha para el sábado en el lugar donde se están realizando los movimientos de tierra para instalar la explotación. Luego se concentrarán en la Plaza Mayor
01/06/2017
La explotación ganadera de Calasparra estaba en muy malas condiciones y con muchos cadáveres de animales en descomposición
27/09/2016
La jueza ha dictaminado un año de prisión que los acusados no tendrán que cumplir porque la pena dictaminada es inferior a dos años y no existe una responsabilidad civil que abonar
08/09/2016
Hallan numerosos productos medicamentosos que, supuestamente, eran suministrados sin control veterinario por el dueño de la explotación.