ir a la portada de ELPajarito.es

deformidad

17/03/2017
La ordenanza, en vigor dese 1981, también impide ser dependiente a ciudadanos con enfermedades contagiosas. IU pide la modificación de la normativa por “atentar contra la dignidad de las personas”

En el municipio murciano de Yecla si una persona tiene una deformación física o un aspecto “repulsivo” que provoca repugnancia está vetado para ejercer trabajos de cara al público en establecimientos que vendan productos alimenticios. Así lo establece el artículo 56 de la Ordenanza General de Policía y Buen Gobierno de la localidad, redactada en el año 1981 y que todavía sigue vigente, pese a que los tiempos han cambiado mucho. Izquierda Unida-Los Verdes considera que el hecho de que el texto no se haya derogado o modificado “es una falta de respeto y va contra la igualdad de oportunidades y la dignidad de las personas”.