ir a la portada de ELPajarito.es

Una adolescente francesa encuentra en Denia un barco corsario hundido en 1813 cuando hacía ‘snorkel’

El pecio está a 3,5 metros de profundidad y a 350 metros de la orilla de la playa. No se han dado más datos para proteger tan importante yacimiento subacuático
Costa de Denia

Orianne Marrel, una adolescente francesa de 16 años, ha descubierto en Denia (Alicante) mientras hacía "snorkel" con su hermano Virgil, de 14, un barco corsario hundido en 1813. La familia no sabía lo que era, pero su padre Julian en seguida contactó con el director del Museo de Dénia, Josep Gisbert. Julian trasladó la geolocalización del hallazgo.

Gisbert y el concejal de Cultural de Dénia, Rafa Carrió, dieron ayer más detalles. Las cuadernas corresponden al casco de la nave corsaria francesa Zefarín, que una fragata acribilló a cañonazos y hundió en 1813, durante la Guerra de la Independencia, según publica el diario Información. Sí hay referencias documentales del naufragio. A bordo del barco francés iban unos cien tripulantes. Muchos alcanzaron la costa a nado y se les vio luego borrachos entre los viñedos.

Pero faltaba lo más importante. Dar con el barco. El pecio está a 3,5 metros de profundidad y a 350 metros de la orilla de la playa. Se halla en la costa norte dianense. Pero no se han dado más datos para proteger tan importante yacimiento subacuático. Además, se ha revelado ahora su descubrimiento y no nada más producirse a finales de julio para evitar que los turistas de agosto se lanzaran a hacer "snorkel" en masa en estas aguas. El pecio llevará el nombre de "INVJASUB 811. Derelicte Orianne. Corsario francés Zefarin", según Información. En esa denominación se incluye el nombre de la chica francesa de 16 años que lo ha encontrado.

Gisbert avanzó que, además de realizar una prospección, estos vestigios deben balizarse y convertirse en el futuro en un lugar de visita cultural para los turistas.