ir a la portada de ELPajarito.es

Un funcionario de Alicante lleva 15 años sin trabajar alternando bajas con vacaciones

El funcionario agotaba el periodo legal de un año y medio hasta que la Seguridad Social le comunicaba que debía volver a trabajar, momento en el que solicitaba las vacaciones y cuando las agotaba presentaba otra baja

Un funcionario de la Diputación de Alicante ha permanecido quince años sin apenas trabajar, pero cobrando su sueldo. Y es que el hombre lleva desde 2003 enlazando bajas con vacaciones, según confirma el diputado de Personal, Alejandro Morant.

Para cubrir su puesto, auxiliar de enfermería en el centro psiquiátrico Doctor Esquerdo, la Diputación de Alicante tiene contratado a un sustituto todos estos años. 

Según ha publicado el diario Información, el funcionario tras el parte de baja firmado por un médico, agotaba el periodo legal de baja durante un año y medio hasta que la Seguridad Social le comunica que debe volver al trabajo puesto que no considera que esté en una situación de incapacidad. Tras incorporarse al puesto de trabajo solicita las vacaciones que no ha disfrutado por estar de baja por enfermedad y cuando las agotaba presentaba de nuevo una baja.

Por su parte, el diputado de Personal, Alejandro Morant, afirma que "es una sinvergonzonería que no se puede admitir" y añade que "si no es apto para trabajar, que le den una incapacidad, pero como la Seguridad Social no paga el sueldo, que lo hace la Diputación, se desentienden". Asimismo, Morant asegura que la Diputación ha tratado de expedientar y despedir ya que "le llegamos a abrir un expediente porque tras una de las bajas no se incorporó el día que debía hacerlo, pero nos ganó el juicio porque demostró que la Seguridad Social no se lo había comunicado correctamente".

Morant también asegura que han tratado de ir contra el médico que ha firmado buena parte de las bajas, pero que no lo han logrado y asegura "estar estupefacto", tras tener conocimiento, a través de trabajadores de la Diputación, de la gran actividad de ocio que el funcionario exhibe en una red social durante sus bajas laborales.

A partir de 2011, y a raíz de un cambio normativo, el hombre está obligado a trabajar entre baja y baja seis meses. Sin embargo, según sus compañeros, tras incorporarse después de su última baja, se ha declarado incapaz de desarrollar sus funciones en el centro, por lo que le permiten que únicamente se presente media hora los jueves ante la unidad de Salud Laboral de Diputación y después se marche a su casa.

Se da la circunstancia de que no hay ninguna mutua que controle sus bajas ya que en 1991 se firmó un acuerdo en Diputación por el que los funcionarios que habían obtenido su plaza con anterioridad a ese año quedaban exentos del control de las mutuas en caso de enfermedad. 

 

Añadir nuevo comentario