ir a la portada de ELPajarito.es

Los terroristas yihadistas planeaban una masacre mayor en Barcelona con explosivos

Tres de los cuatro terroristas buscados por la policía fueron abatidos en Cambrils. Un cuarto sospechoso, Younes Abouyaaqoub, no ha sido identificado y se encuentra en paradero desconocido
Los tres terroristas abatidos en Cambrils y el cuarto(debajo derecho) aún en paradero desconocido

Tres de los cuatro terroristas buscados como autores de los atentados de Barcelona y Cambrils están entre los cinco abatidos por la policía en esta última localidad cuando intentaban repetir un atentado de características similares a los de la capital catalana. Un cuarto sospechoso sigue aún siendo buscado por las fuerzas de seguridad. Se trata de Younes Abouyaaqoub, de origen marroquí que residía en Ripoll (Girona).

Aunque aún no hay confirmación oficial sobre la identidad del conductor de la furgoneta que dejó 13 muertos y más de un centenar de heridos en Las Ramblas, las fuerzas de seguridad barajaban la hipótesis de que se podría tratar de Moussa Oukabir, marroquí de 17 años, residente en Ripoll y que se cuenta entre uno de los muertos en Cambrils. Una hipótesis que ha ido perdiendo fuerza en las últimas horas.

Se da la circunstancia que su hermano, Driss Oukabir, sospechoso en un inicio y detenido por la policía figuraba como la persona que había recogido la furgoneta con la que se llevó a cabo el atentado de Barcelona. Sin embargo él mantiene su inocencia y afirma que su hermano le sustrajo la documentación.

Los otros dos abatidos en Cambrils que figuraban en la lista de buscados por la policía son Sadi Aallaa, de 19 años y Mohamed Hychami, también marroquí de 24 años.

Según fuentes  oficiales, la identidad de los otros dos abatidos en Cambrils son Houssaine Aouyaaquoub (presuntamente familiar del terrorista que aún está siendo buscado) y Omar Hychami, hermano de otro de los terroristas muertos.

Según fuentes de la policía, Younes Abouyaaqoub pudo haber huido en una furgoneta que había alquilado y que, según afirma la prensa francesa, está siendo buscada por la fuerzas de seguridad del país vecino a petición de España

Según declaraciones del mayor de los Mossos d'Escuadra, Josep Lluís Trapero a la cadena 324, hasta el momento hay 12 personas "de interés" identificadas: cuatro han sido detenidas, cinco fueron abatidas en Cambrils y otras tres están identificadas, dos de las cuales podrían haber muerto en la explosión de la casa de Alcanar, lo que aún está bajo investigación.

Planeaban un atentado mayor con explosivos

Según investigaciones llevadas a cabo por los Mossos, el atentado podría haber sido mucho más dañino e incluir el uso de explosivos.

Poco después del atentado en Barcelona, Trapero desveló que la noche previa al atentado se había producido una explosión en una casa de Alcanar (Tarragona), que ahora cobraba relevancia para el caso. En ella había fallecido una persona y resultado herida otra. A la vista de las evidencias que relacionan dicha explosión con los atentados de Barcelona y Cambrils, el sobreviviente ha sido detenido y trasladado a la comisaría de Tortosa y en breve será conducido a la Audiencia Nacional en Madrid.

Durante el viernes los Mossos encontraron restos biológicos entre los escombros, que se cree que podrían pertenecer a un segundo cadáver.

Fuentes de la policía confirman ahora que la explosión se produjo por la manipulación de explosivos y que en la casa había centenares de bombonas de butano.

"La explosión de Alcanar ha supuesto que no se cometan atentados mayores que planeaban los terroristas", afirmó en el jefe de los Mossos en una de sus comparecencias. Las hipótesis que barajan las fuerzas de seguridad es que los terroristas planeaban un golpe de mayor alcance en la capital catalana, utilizando explosivos que manipulaban en la casa que saltó por los aires, lo que frustró sus planes y les obligó a actuar "a la desesperada".

Según informaciones publicadas por El País, los Mossos encontraron restos de triperóxido de triacetona (TATP), un explosivo utilizado por los yihadistas en algunos de los atentados perpetrados en Europa que se conoce también como la madre de Satán.

En rueda de prensa, el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha desvelado que la célula llevaba meses preparando "uno o varios atentados" en Barcelona de "mayor alcance" que los finalmente perpetrados, si bien la deflagración de su casa de Alcanar lo evitó, al dejarles sin explosivos.

Añadir nuevo comentario