ir a la portada de ELPajarito.es

El Ejército del Aire quiere expulsar a una militar “por defender los derechos laborales”

Expedienta a Teresa Franco, que es cabo en la base de la localidad murciana de Alcantarilla y secretaria de Igualdad de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME)
Tuits de Teresa Franco

El Ejército del Aire ha abierto expediente para expulsar a la cabo Teresa Franco, secretaria de Igualdad de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), la asociación profesional mayoritaria en las Fuerzas Armadas. Teresa Franco es policía aérea en la Base de Alcantarilla.

El Ejército del Aire le ha abierto un expediente presuntamente por la pérdida de la actitud necesaria para el desarrollo de su trabajo. Este expediente está precedido por informes anuales negativos que responden, según fuentes de la AUME, a una campaña de "acoso y derribo contra una mujer que ha interpuesto algunas denuncias dentro de su propia unidad y que defiende los derechos laborales", según informa el diario La Verdad.

El expediente se basa en una serie de informes en el que se le echa en cara su actividad asociativa, los actos a los que ha acudido y los tuits publicados en su cuenta personal, lo que desde la Asociación entiendes que se trata de una "persecución directa a una representante". Teresa Franco forma parte del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, donde trabaja actualmente en la defensa de unas mejores condiciones laborales para los militares.

No solo la acusa de haber presentado numerosas reclamaciones sino que la culpa de que esta actitud “haya calado” en sus compañeros, que elevaron 12 escritos de queja, y en otra militar, que denunció a su jefe por acoso, según El País.

Es precisamente esta defensa de los derechos lo que se le reprocha en los informes, con "habituales expresiones de disconformidad [...] en temas de distribución horaria, jornada y conciliación de la vida profesional con la personal", entre otras cuestiones. Además, el expediente, al que ha tenido acceso el diario El País, dedica una buena parte de sus páginas a analizar su actividad en la red social Twitter, de la que deduce "su carencia de virtudes y cualidades militares, su errónea actitud ante el servicio y ante la institución militar, así como su falta de competencia y prestigio profesional". 

Añadir nuevo comentario