ir a la portada de ELPajarito.es

La central térmica de Carboneras estaría ocasionando hasta 177 muertes al año

Ecologistas en Acción denuncia que la planta "presenta los peores datos del país" y esgrime un estudio publicado esta semana por la Oficina Europea de Medio Ambiente
Central térmica de Carboneras

Ecologistas en Acción ha reclamado a la Junta de Andalucía que los límites de emisión de partículas al aire por parte de las centrales térmicas sean “más estrictos”, ya que “que permitirían salvar cada año cientos de vidas” dado que, según denuncia, la central térmica litoral de Carboneras (Almería) “presenta los peores datos de todas, pues ocasionó en un año unos 177 fallecimientos prematuros”.

Así lo ha trasladado en una nota la organización conservacionista a partir de un estudio publicado esta semana por la Oficina Europea de Medio Ambiente con el aval de la Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias que, según han recogido, estima que las emisiones al aire de las quince centrales térmicas de carbón españolas “produjeron en 2013 un total de 1.530 fallecimientos prematuros, 1.000 casos de bronquitis crónica en adultos, 48.000 ataques de asma en niños y medio millón de días de trabajo perdido, con un coste sanitario de 4.330 millones de euros”.

En el caso de la central de Carboneras, según los mismos datos, las emisiones de esta central habrían favorecido 116 casos de bronquitis crónica en adultos, 5.553 ataques de asma en niños y más de 61.000 días de trabajo perdido, directamente relacionados con la exposición a contaminantes como las partículas, el dióxido de azufre (SO2) y los óxidos de nitrógeno (NOx) emitidos por estas plantas eléctricas.

En términos económicos, los daños a la salud que serían atribuibles a la exposición a los contaminantes citados fueron en Almería del orden de 500 millones de euros en 2013, por encima del valor de mercado de la electricidad generada en ese año, por lo que “si los costes sanitarios que las compañías eléctricas le endosan cada año al sistema público de salud se internalizaran en sus costes de generación, el precio de la electricidad producida en estas centrales térmicas de carbón se dispararía muy por encima del actual, llevándolas a un cierre inmediato”.


Desde 2013, según abundan los ecologistas, la quema de carbón y las emisiones contaminantes a la atmósfera de las centrales térmicas españolas “se ha incrementado gracias a la apuesta política del actual Gobierno por las energías sucias y contra las energías renovables, por lo que los daños sanitarios en términos de vidas, carga de enfermedad y coste sanitario serán actualmente superiores a los estimados en el informe publicado esta semana”.

El estudio, según explican desde Ecologistas, indica que “si se sustituyeran los límites de emisión actualmente autorizados a estas plantas por los asociados a las mejores técnicas disponibles en la actualidad se podrían reducir en más de un 95 por ciento el número de muertes, enfermedades respiratorias y días de trabajo perdidos, así como el gasto sanitario estimado para el año 2013”. En la misma línea, si se aplicaran las mejores técnicas disponibles para evitar las emisiones contaminantes, las muertes “podrían pasar de las 177 estimadas a ocho”.