ir a la portada de ELPajarito.es

Las cargas policiales dejan casi 850 heridos en Cataluña en un día de referéndum ‘berlanguiano’

Puigdemont abre la puerta a la declaración unilateral de independencia y Rajoy convoca a "todas las fuerzas políticas parlamentarias para reflexionar sobre el futuro”
Policías antidisturbios intervienen en la escuela Ramón Llull de Barcelona (Foto: Efe)

La jornada de referéndum de ayer domingo en Cataluña tuvo todos los ingredientes para que el director de cine Luis García Berlanga rodara, si todavía viviera, otra magistral película. Cargas policiales, gente votando en cualquier sitio y con papeletas caseras, guardias civiles huyendo de los independentistas, peleas entre policías y mossos de esquadra…Un auténtico día ‘berlanguiano’.

Más de cinco millones de catalanes estaban llamados este domingo 1 de octubre a votar en un referéndum marcado por las cargas policiales y que ha dejado un balance de 844 heridos. Finalmente, han podido ejercer su derecho al voto, según datos de la Generalitat, 2.262.424 personas, de las que 2.020.144 (90,9%) han dicho 'Sí' a la independencia de Catalunya. 

En la comparecencia celebrada a las 00.25 horas, el portavoz del Govern, Josep Turull ha asegurado que 2.020.144 catalanes han votado a favor de la independencia de Catalunya, en una jornada marcada por la violencia policial. Se trataría del 90% de los votos recibidos. Del censo total llamado a votar, 5,3 millones de catalanes, han conseguido votar un total de 2.262.424, que son las papeletas recibidas, y sólo 176.566 (7,87%) estaban marcadas con el 'No' a la independencia, mientras que 45.585 (2,03%) estaban en blanco y otras 20.129 (0,89%) fueron registradas como nulas.

Tras ofrecer estas cifras, el portavoz del Govern aseguró que más de 400 escuelas fueron precintadas durante la jornada electoral. Por ello, muchas urnas y papeletas fueron requisadas, por lo que estiman que más de 700.000 personas no han podido materializar su voto.

Turull ha querido aprovechar su comparecencia para mostrar "toda nuestra solidaridad para las 844 heridos, que han sufrido la actuación salvaje de la policía del Estado". El responsable ha asegurado que se han realizado 73 denuncias por estas agresiones.

Dos heridos graves

El Departamento de Salud de la Generalitat ha elevado a 844 el número de personas que han resultado heridas o contusionadas como consecuencia de la intervención de las fuerzas de seguridad para impedir el referéndum independentista en Catalunya, de las que dos están graves.

Según las fuentes, estas 844 personas han tenido que ser atendidas por efectivos del Sistema de Emergencias Médicas, en centros de atención continuada y en hospitales.

De los heridos, 355 han sido atendidas en la región sanitaria de Barcelona (294 en la ciudad de Barcelona, 46 en la área norte de la metrópolis y 15 en la sur), mientras que 249 personas han sido atendidas en Girona, 111 en Lleida, 55 en Terres de l'Ebre, 46 en la Catalunya Central, 27 en el Camp de Tarragona, y uno en el Alt Pirineu y Aran.

La CNN norteamericana ha condenado las cargas policiales en Catalunya con motivo del referéndum de independencia del 1-O abriendo su versión digital con un titular que califica a España como "la Vergüenza de Europa". 

Bajo el titular "The Shame of Europe" se puede ver una fotografía de uno de los más de 800 heridos por la violencia policial.

Puigdemont abre la puerta a la declaración de independencia

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha anunciado que trasladará "en los próximos días al Parlament" el resultado del referéndum, para que este "actúe de acuerdo con lo que dice la ley del Referéndum". Aunque Puigdemont no lo haya especificado, la ley es muy clara cuando dice que, en caso de victoria del 'sí' en el referéndum, el Parlament proclamará la independencia de Catalunya en cuestión de 48 horas tras conocerse los resultados oficiales.

"Nos hemos ganado el derecho a tener un estado independiente en forma de república", ha afirmado Puigdemont. Un derecho que Puigdemont ha ligado ya no solo al resultado del referéndum, sino más bien a la represión violenta por parte de los cuerpos policiales estatales durante la jornada. "Hoy España ha escrito una página vergonzosa en la historia de su relación con Catalunya", ha exclamado Puigdemont, en una declaración institucional desde el Palau de la Generalitat, acompañado de todo su gobierno. El presidente catalán ha definido la actuación policial como "represión brutal", y ha lamentado que, pese a pertenecer a la UE, la "respuesta del Estado" ante el referéndum "ha sido la de siempre: violencia y represión".

Rajoy convoca a "todas las fuerzas" para "reflexionar"

Sin ni una pizca de autocrítica. Así se ha presentado Mariano Rajoy en la declaración institucional ofrecida desde Moncloa tras la jornada de referéndum en Catalunya. El presidente del Gobierno no ha lamentado en ningún momento las cargas policiales que han terminado con cientos de heridos, pero sí ha anunciado una nueva actitud a partir del 2-O: pedirá su comparecencia en el Congreso y, además, convocará a "todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria para reflexionar juntos sobre un futuro que tenemos que afrontar juntos", ha sentenciado.

De ese modo, el jefe del Ejecutivo central ha ofrecido ahora "diálogo". "Un diálogo honesto y sincero, pero dentro de la ley", ha apostillado. "No voy a cerrar ninguna puerta. Nunca lo he hecho", se ha defendido. "Mañana hay que comenzar restableciendo la normalidad institucional, desde la firmeza y la serenidad, y también desde la unidad", siguió con su discurso, en el que agradeció el apoyo de los "constitucionalistas" de PSOE y Ciudadanos -sin citarlos expresamente-, pero en el que también al resto de partidos a unirse a un nuevo debate. "Un diálogo legal en el que se escuche y se atienda a todos", incidió. Y lanzó un mensaje claro a los independentistas: "El cauce para debatir sus demandas políticas no puede venir de la quiebra de la legalidad".

En este sentido, igual que hizo Soraya Sáenz de Santamaría, volvió a responsabilizar a la Generalitat de todo lo ocurrido en esta jornada de votación por convocar "no una consulta, sino una mera escenificación, un episodio más de una estrategia contra la convivencia democrática y la legalidad". "Han traspasado los límites del decoro democrático, con comportamientos que repugnan a cualquier demócrata como el adoctrinamiento de niños o el acoso a jueces y periodistas", espetó. 

loading...

Añadir nuevo comentario