ir a la portada de ELPajarito.es

Paisaje murciano de hace cinco millones de años

Hace seis millones de años, una combinación de movimientos tectónicos y bajada global del nivel del mar condujo al cierre de la cuenca mediterránea, provocando que la mayor parte del Mediterráneo se secara abriendo corredores migratorios entre África y Europa. Esto provocó un intercambio faunístico entre ambos continentes, que continuó activo durante 600.000 años, hasta que se abrió el estrecho de Gibraltar provocando la reinundación del Mediterráneo.

Decenas de miles de años después de este suceso, animales que migraron del norte de África hasta la Península Ibérica continuaban viviendo en el área del Puerto de la Cadena (Murcia), tales como la jirafa, el macaco y el jerbo. Era un tiempo en el que estos animales se podían ver merodeando la sierra de Carrascoy, junto a tortugas gigantes, mastodontes, caballos con tres pezuñas, rinocerontes, gacelas, ancestros de coyotes, víboras gigantes o cocodrilos. De esto han pasado ya cinco millones de años. El paisaje estaba dominado por llanuras fluviales que desembocaban en el mar. De hecho, entre los fósiles de animales terrestres se han hallado restos de fauna marina tales como dientes de tiburón y espículas de erizos. Se puede concluir que el mecanismo que posibilitó la aparición de estos animales terrestres en secuencias marinas someras fue el transporte mediante sistemas deltaicos desarrollados en la desembocadura de pequeños cursos fluviales meandriformes, más o menos esporádicos, desde zonas emergidas hacia zonas marinas, pero en cualquier caso, relativamente cercanas a la línea de costa. El paisaje sería muy similar al de la ilustración.

 

Para determinar la edad del excepcional yacimiento del Puerto de la Cadena, así como la identificación de las especies que lo poblaron, han trabajado en común una veintena de investigadores de todo el país, con la colaboración de numerosos centros de investigación diferentes, como varias universidades e institutos.

El trabajo está encabezado por el paleontólogo aguileño Pedro Piñero y dedicado a M.A. Mancheño, profesor de la Universidad de Murcia, quien puso toda su ilusión y esfuerzo en el estudio del yacimiento del Puerto de la Cadena desde su descubrimiento en 2006. Este trabajo es el resultado de las excavaciones desarrolladas anualmente en el marco del proyecto de investigación 11891/PHCS/09 financiado por la Fundación Séneca. Ahora se publican los resultados de este trabajo en la revista de investigación internacional Paleogeography, Paleoclimatology, Paleoecology.

Pedro Piñero es investigador del Institut Catalá de Paleoecologia Humana i Evolució Social (IPHES)

@adelantosdigital

 

Añadir nuevo comentario