ir a la portada de ELPajarito.es

Lo que no sabías sobre el ping pong

El ping pong, o tenis de mesa, es un deporte de raqueta cuyo origen se remonta a la Inglaterra de finales del siglo XIX. Aunque actualmente los asiáticos son los grandes jugadores de ping pong, su supuesta ascendencia asiática es sólo un mito. Los estudiosos de este deporte afirman que surgió como forma de entretenimiento para hacer frente a la adversa climatología de dicho país.  Ya sabemos que Inglaterra, no es precisamente un paraíso de sol y playa, por lo que la práctica de deportes al aire libre no es tan popular.

Este juego se hace conocer en octubre de 1885 cuando fue patentado con el nombre del ciudadano británico James Devonshire. Desde entonces, el ping pong se ha convertido en un deporte que ha conquistado el mundo. Es más, adquirió el título de deporte olímpico en el año 1988.

Para la mayoría de las personas el ping pong no es más que un divertido pasatiempo, sin embargo, existen muchos equipos profesionales que recorren el mundo disputando serias y reñidas competiciones. Este, es un deporte que exige mucha concentración, coordinación y sobre todo grandes reflejos. Por este motivo, no todo el mundo es capaz de alzarse con el triunfo en esta modalidad deportiva.

Pero veamos a continuación más datos y curiosidades sobre el tenis de mesa

Curiosidades sobre el ping pong

Este juego es válido para todas las edades. El ping pong es una de las pocas actividades físicas que puede practicarse a cualquier edad. Desde los más pequeños a los ancianos, todos pueden practicar y divertirse con el tenis de mesa. De hecho, los médicos lo recomiendan como forma de retrasar el deterioro físico y cognitivo en las personas mayores. Debido a la combinación que comentábamos anteriormente: concentración, coordinación y reflejos, este deporte constituye la actividad física más completa.

Por otra parte, y aunque no lo parezca, el ping pong está considerado como el deporte más complejo. Es más, estudiosos de la NASA confirman que la dificultad de este juego radica en combinar una preparación física adecuada junto a una inteligencia competitiva. No sólo la parte física está en juego, para ganar al tenis de mesa has de ser estratega y poder tomar decisiones muy rápidas.

A nivel físico, jugar al ping pong puede suponer la quema de 300 caloría por hora, por lo que si quieres mantenerte en forma es el deporte ideal.

Qué se necesita para jugar al ping pong

Para jugar necesitas una mesa de ping pong, dos raquetas y una pelota. Pero no es tan sencillo, cada elemento ha de cumplir con unas características muy concretas. Veamos a continuación cuáles son las normas que han de cumplir los elementos del tenis de mesa.

La mesa

Las medidas reglamentarias de la mesa son las siguientes: longitud: 2,74 metros, ancho: 1,525 metros, altura: 0,76 metros, altura de la red: 15,25 cm, grosor de la mesa: 22 mm como mínimo. Además, la superficie de juego ha de ser de color oscuro, uniforme y mate, constando de una línea de 2 cm de anchura que circunde todo el borde de la mesa. La línea central o divisoria en cambio, ha de medir 3 mm.

La Raqueta

Las raquetas de ping pong pueden ser de cualquier tamaño, forma o peso, y está compuesta por una madera y dos gomas. Cada lado de la raqueta ha de estar cubierto por un color diferente (roja y negra).  Hay varios tipos de raquetas: simple, o de una estrella a siete estrellas.

El rango de la raqueta indica el uso profesional a medida que aumentan las estrellas. Matizar que las auténticas raquetas llevan el logo de la ITTF (Federación Internacional de Tenis de Mesa)

La pelota

La pelota tiene que ser esférica y con un diámetro de 40 mm, y un peso de 2,7 g. El material con el que está hecha es celuloide o un material plástico similar. El color de la misa puede ser blanco, amarillo o naranja. Hay diversos tipos de pelotas, en concreto, hay de cuatro tipos; cuantas más estrellas tiene la clasificación, mayor es la calidad de la pelota.

Ahora que ya sabemos sobre lo que necesitamos para jugar al ping pong, vamos a saber algo más sobre este famoso deporte: el sonido que produce la pelota durante el juego fue el que inspiró los primeros nombres: ping pong o wiff-waff. Triunfó el primero de los dos.

Otro dato significativo, es que la pelota puede alcanzar los 100 kilómetros por hora, en tan solo 0’003 segundos. Si ves a dos profesionales compitiendo, la velocidad de la pelota te dará vértigo.

La siguiente curiosidad a tener en cuenta, es que el tenis de mesa es el deporte con más federados del mundo. Tanto es así, que aventaja al fútbol, por lo que puedes imaginar la cantidad de aficionados y jugadores que mueve.

 

Añadir nuevo comentario