ir a la portada de ELPajarito.es

El primer murciano con ‘piercing’ vivió en Lorca hace más de 7.000 años

El primer murciano con ‘piercing’ vivió hace más de 7.000 años. En 1978 lo encontró el profesor de Arqueología de la Universidad de Murcia Javier García del Toro. Estaba enterrado en una tumba argárica de la pedanía lorquina de Almendricos.

En aquella época, García del Toro no encontró explicación para el pendiente de plata y el óxido de plata que se halló en el maxilar superior de los restos humanos. Según la teoría clásica, siempre que se encuentran pendientes en una excavación estamos ante un enterramiento femenino. Pero el arqueólogo se llevó una sorpresa. El cuerpo era de un hombre, que también llevaba un arete de bronce en el hueso temporal; o sea, en el sitio donde hoy nos ponemos un ‘piercing’ de oreja. Curiosamente, en la tumba hallaron además un punzón con el mango de madera, propio del ajuar femenino de las difuntas.

García del Toro indicaba ayer en Facebook que “el ‘piercing’ era de plata y lo llevaba en la nariz. Lo sé por la marca de óxido de plata circular que dejó sobre el maxilar superior. El arete apareció en el suelo de la tumba, pero la huella del óxido es una prueba del algodón. Está en el Museo Arqueológico de Lorca”.

El profesor de la UMU recuperó las diapositivas que tomó en 1978 y llega a conclusiones muy atrevidas. Él no sólo encontró al primer murciano con dos ‘piercings’, sino también al primer modisto o hacedor de ‘piercings’ de la historia de esta Región. Sólo así se explica lo del punzón en la tumba de un hombre.

Añadir nuevo comentario