ir a la portada de ELPajarito.es

Emoción y aventuras con el musical ‘El libro de la selva’ este domingo en Águilas

Un momento del musical 'El Libro de la Selva'. (Fotos cedidas por www.ellibrodelaselva.es)

La salvaje jungla india acude al escenario de la Plaza Antonio Cortijos el próximo domingo 26 de julio, a las 21:00 horas, de la mano de El Libro de la Selva. El musical relata las aventuras de Mowgli, el niño humano criado por lobos, con una puesta en escena tan importante como los valores que transmite la obra.

María José Arcas es una de las protagonistas de esta iniciativa que, tras meses de ensayo, empezó en mayo una gira que está llevando el proyecto por varias ciudades de la región. “Comenzamos el casting en enero y estrenamos la obra tres meses después, han sido jornadas duras de preparación de diálogos, vestuario y música, pero el resultado es espectacular y las criticas también nos han alabado”, afirma Arcas.

Con una corta pero consolidada experiencia como actriz y bailarina en varios musicales como Eva y Adán, Mamma Mia y We will rock you, la joven compagina sus estudios de actuación con este proyecto cuya producción está a cargo de El Molino. Con su simpatía y una energía que contagia, nos adentra en esta historia y cómo ha sido su preparación.

El musical narra la vida de un niño que crece feliz aprendiendo junto a sus hermanos lobos las Leyes de la Selva, que imparten el oso Baloo y la pantera Bagheera. Pero al cabo de unos años el tigre Shere Khan está dispuesto a terminar con el cachorro humano al precio que sea. El clan de los Lobos decide en consejo que viva con ellos. Pero finalmente Baloo y Bagheera resuelven que el único sitio donde Mowgli puede estar a salvo es el Poblado Humano, con los de su especie.

Basado en el libro de Rudyard Kipling, este ha sido el estilo trazado para la escritura de los diálogos y las canciones que podrán disfrutarse en la obra. “La intención del director de la obra y dramaturgo, Pepe Ferrer, ha sido seguir la forma de escribir de Kipling para construir la historia, de forma poética. Además, la obra se compone de una estructura teatral que muestra, a través de un montaje divertido y original, acrobacias, canciones en directo y originales coreografías que hacen que los actores, por un lado, nos sumerjamos a nivel interpretativo y los niños se diviertan y aprendan con nosotros”, explica María José.

Uno de los conceptos más importantes de este espectáculo es la variedad de estilos que lo componen, tanto en el medio en el que se desarrolla, la selva, como en las especies que en ella habitan. “En este musical todos los personajes son importantes y cada uno de ellos aporta a Mowgli experiencias que aprender: el tigre Scar infunde la superación en uno mismo; Kaa, la serpiente, la astucia; Madre Loba, la ternura; la Mujer del Poblado, el amor, etc. Es una semejanza con la vida y la sociedad para que los pequeños aprendan el significado de la familia, el aprendizaje como persona y su esfuerzo en grupo, el respeto y el amor hacia la naturaleza” afirma Arcas, que interpreta a la pantera Bagheera en este musical.

“Mucha gente conoce a mi personaje como un animal solitario, misterioso e incluso duro, pero que a lo largo de la historia sufre una transformación que hace que llegue a ser uno más en la selva y se implique en todo lo que sucede día a día. A nivel interpretativo es un encanto de personaje porque como bailarina me sirve esa elegancia de los felinos, sensual y sutil. Además, gracias a Bagheera comprendí que, muchas veces, un papel que aparentemente puede ser serio es capaz de convertirse en tierno”, cuenta la actriz.

Otro de los puntos fuertes de la obra es una cuidada escenografía acorde con la historia y una caracterización precisa, que hacen de este un montaje teatral de gran impacto visual. “El encargado de confeccionar el vestuario ha sido el grupo Libélula, conocido por participar en el Carnaval de Águilas y que, recientemente, ha colaborado, por ejemplo, en el videoclip de Ana Belén. Desde el principio, el director quiso que no fueran los típicos trajes a través de los cuales los niños vieran un simple oso o un mono, quería que estuvieran inspirados en la cultura hindú e implicaran imaginación y fantasía”, relata la joven.

El trabajo corporal realizado por este elenco de actores, cantantes y bailarines ha sido fundamental para la creación de los personajes destinados a dar credibilidad a la historia contada. “En el musical somos animales y nos comportamos como tales, andamos y reaccionamos como ellos, es importante interiorizar ese proceso de animalización que logra que los espectadores se trasladen a un lugar mágico y les haga sentir inmersos en la naturaleza, hasta el punto de sentirse parte del espectáculo” afirma María José.

La aventura de Mowgli cuenta con una banda sonora llena de divertidas canciones para que los más pequeños canten y bailen, cuya composición musical se debe a Antonio Laborda. La compañía ha editado un CD que puede encontrarse en la página web http://www.ellibrodelaselva.es para poder disfrutarlo en familia.

Este espectáculo, que nace en la Región de Murcia, es una prueba del talento en artes escénicas que existe en nuestra comunidad y que, desde hace años, ha luchado por no desaparecer pese a los recortes en subvenciones e incluso el cierre de espacios culturales.

“Murcia es un lugar donde existe un gran potencial en el sector de las artes escénicas y audiovisuales y prueba de ello son los montajes como Alicia en el País de las Maravillas de César Oliva o El Mago de Oz de Nacho Vilar Producciones. Existen países como Reino Unido, Alemania o Estados Unidos que apoyan e impulsan iniciativas como esta, por eso creo que en nuestro caso hay que arriesgar con producciones que sean capaces de transmitir emoción y sensibilizar a las personas sobre algo que esté ocurriendo. En definitiva, transmitir cosas que sólo hablando no se pueden”, afirma Arcas.

Mowgli, Baloo, Bagheera, Shere Khan y todos los personajes de El Libro de la Selva tendrán sus próximas paradas el mes de agosto en Baeza (Jaén) y en septiembre en Murcia y Baza (Granada). Una oportunidad única para disfrutar en familia de los valores y contravalores que, en definitiva, componen esta sociedad.