ir a la portada de ELPajarito.es

Denuncian que el Ayuntamiento de Murcia encajona entre hormigón una torre islámica

Huermur considera que esta actuación atenta gravemente contra la efectiva contemplación de este monumento huertano de Zarandona declarado Bien de Interés Cultural
Obras junto a la torre islámica de Zarandona

La Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (Huermur) denunció este lunes mediante un comunicado que «el Ayuntamiento de Murcia está construyendo unos muros de hormigón a escasos metros de la torre medieval islámica de Zarandona o del Batán, una actuación que según el colectivo atenta gravemente contra la efectiva contemplación de este monumento huertano declarado Bien de Interés Cultural (BIC), ya que la torre con estos nuevos muros de hormigón se quedará en un foso que será foco de constantes insalubridades al igual que la muralla de la calle Sagasta en Murcia».

Huermur critica que «el Ayuntamiento esté anteponiendo el desarrollo urbanístico a la efectiva protección del monumento», ya que el colectivo conservacionista sospecha que «esta actuación municipal va encaminada a facilitar la creación de la rotonda proyectada por el PGOU alrededor de la torre del siglo XII».

En el mismo sentido, Huermur insta a José Ballesta y al concejal de Urbanismo, Medio Ambiente y Huerta del Ayuntamiento, Antonio Javier Navarro, a que «recapaciten y no encofren estos muros de hormigón tan cerca de la torre, así como anulen la rotonda proyectada alrededor del monumento protegido, ya que atenta gravemente contra la correcta contemplación del BIC y su entorno de protección».

Una acequia de cartón piedra

Igualmente Huermur ha podido conocer que «el Ayuntamiento solamente recuperará una parte del Azarbe Mayor, ya que está construyendo una parada junto al Molino del Batán impidiendo así la continuidad del cauce y que el agua pase bajo el molino, utilizándose un desagüe en el suelo para la salida de las aguas».

Este intento de recuperar el Azarbe sin poner en valor el Molino del Batán, para Huermur «es tan absurdo como dejar la torre medieval del siglo XII dentro de una rotonda, ya que este tramo de azarbe sin el molino no tiene sentido, y convertirá esta zona en un parque temático de cartón piedra mientras el Molino del Batán se cae a pedazos y el azarbe desaparece por un desagüe».

Añadir nuevo comentario