ir a la portada de ELPajarito.es

El problema del agua, la corrupción asociada y la desestructuración social

Julián Molina Illán

Acabo de llegar de la Conferencia sobre Agua llevada a cabo por el Partido Socialista de la Región de Murcia. Se ha celebrado en Torre Pacheco. Enhorabuena a organizadores y participantes, y un saludo a los pachequeros. Ha sido un día muy fértil, por expresarlo así, ya que estamos hablando de agua. Sin embargo, lo más sustancioso del día ha sido, además del placer de saludar a los compañeros del partido que me he encontrado por allí, la charla extraordinariamente ilustrativa y didáctica que he tenido con uno de ellos, pues se trata de un hombre de la zona profundo conocedor del problema del agua, con la cabeza muy bien amueblada, que ha viajado, visto mundo y vivido la vida.

“Hay mucha más superficie cultivada en el Campo de Cartagena que agua es capaz de suministrar el postrasvase. Es evidente que se riega con pozos ilegales y desaladoras que inundan el Mar Menor de nitratos”

Mientras tomábamos un bocado en un barecillo de la zona, me ha ido contando historias del lugar, nombrando a personajes ilustres, poderosos, y cómo se han hecho ricos con lo que los demás entendemos que es “el problema del agua”. Me ha hablado del postrasvase, y de cómo supuso una extraordinaria desilusión y fraude para los pequeños agricultores del lugar, pues se suponía que garantizaría la llegada de agua suficiente y a un precio razonable para todos. Ha salido a colación Arco Sur, la zona colindante a La Manga, con zonas agrícolas pegadas al mar más allá de lo razonable, lo prudente y no sé si atreverme a decir lo legal. Tierras que hace 20 años eran un secarral se transformaron en regadío al albur del postrasvase y que hoy día, al igual que el 90% de las tierras del Campo de Cartagena, están en posesión de grandes propietarios que no son precisamente financiadores del Partido Comunista. Tan cerca están del mar estas cuestionables explotaciones, que cada vez que hay arrastre de aguas por las fuertes lluvias, llegan hasta las playas del Mar Menor excrementos, purines y materiales de desecho de distinto pelaje y altamente contaminantes. Por no hablar de la degradación urbana.

Otra cosa que me ha llamado la atención es que este compañero me ha hecho notar que hay mucha más superficie cultivada en el Campo de Cartagena que agua es capaz de suministrar el postrasvase. Es evidente que se riega con pozos ilegales y desaladoras que, debido a la sobrexplotación, inundan el Mar Menor de nitratos con las consecuencias de muerte anunciada de la laguna. No son los pequeños agricultores los que tienen el poder económico de montar esas desaladoras privadas, ni tampoco el poder político para encubrirlas. Ahí lo dejo.

Torre Pacheco es un municipio muy importante en el Campo de Cartagena. Yo diría incluso que es “la joya de la corona” desde el punto de vista agrícola. Con los años que llevamos de inversiones y de producciones más allá del Trasvase, podría y debería decirse que es un municipio rico. Sin embargo, es justamente lo contrario. El municipio de España con menor gasto social por habitante. Los que tienen el poder económico son unos pocos terratenientes que han sabido, han podido y no han tenido escrúpulos para sacar el máximo provecho de legislaciones ambiguas, blandas, poco vigilantes, y gobiernos amigos que han mirado para otro lado mientras se sobrexplotaba la tierra, y más allá de la tierra, por encima de la sostenibilidad del sistema y de la capacidad del Mar Menor para asumir los vertidos ricos en nitratos provenientes de los pozos ilegales.

El rico es poco amigo de pagar impuestos, sobre todo si tiene dificultades en justificar su riqueza. Pero, ¿y los trabajadores? ¿Acaso no invierten sus “ganancias” en el municipio? Desgraciadamente, y por cuestiones socioculturales, amén de razones de imposible competencia que aquí estamos aportando, hijos e hijas de los pequeños agricultores huyen del negocio familiar y de la tierra, de manera que la mano de obra agrícola es fundamentalmente sudamericana o magrebí. Con todos los respetos, y además es comprensible, estos ciudadanos no están aquí para gastarse el poco dinero que ganan, sino para ahorrarlo y mandarlo a sus países y que sus familiares puedan vivir un poco mejor. Es decir, la riqueza que se genera en Torre Pacheco se queda en unos pocos bolsillos, muy opacos, la mayoría de ella, y otra pequeña parte sale de España a las regiones antes mencionadas. Hablen con los vecinos y comerciantes de Torre Pacheco: el pueblo rico más pobre de España. Sin vida, sin ilusión, sin futuro. Ese es el modelo productivo neoliberal que nos han vendido. Río revuelto, ganancia de especuladores. Legislaciones laxas, escaso control y gobiernos amigos que miran para otro lado. Economía extractiva, insostenible, que no sirve para las generaciones del presente y que, sobre todo, esquilma el futuro de nuestros hijos y de las generaciones venideras.

Debemos buscar un modelo sostenible donde nuestra prioridad sea el medio ambiente, después venga la conveniencia social, y finalmente, la rentabilidad económica. No como propugna el modelo neoliberal que sufrimos, según el cual lo importante es conseguir la máxima rentabilidad sin pensar en las consecuencias. Otro día hablaremos de política. Hoy me pregunto cuántos Torre Pacheco más hay en el mundo. Un saludo.

 

Añadir nuevo comentario